sociedad

Por la demora en la llegada del calor, hay una importante baja en las consultas por picaduras

Por Agencia Télam

19-12-2019 01:15

Las consultas por picaduras de insectos, arañas, escorpiones, alacranes u otros animales ponzoñosos -que contienen sustancias tóxicas-, tuvieron para esta época del año una importante baja, según informaron fuentes del Hospital de Niños Sor María Ludovica de La Plata, y lo vinculan con la demora en la llegada de las altas temperaturas y el cambio climático.

"Todos los años en septiembre empiezan las consultas por picaduras porque es la época en la que por el calor salen los bichos, pero este año con el tiempo tan cambiante se retrasó", explicó a Télam, Adriana Aguirre Celiz, la jefa del servicio de Toxicología del hospital, que atiende a pacientes de toda la región y también de todo el país a través del 0800-3331133 durante las 24 horas.

La especialista explicó que "hasta ahora ha habido de picaduras de mosquitos pero de animales ponzoñosos no hemos tenido, cuando la tendencia en años anteriores es a esta altura ya contar con un aproximado de 4 o 5 consultas de escorpiones o alacranes, y más de 6 o 7 de arañas viudas negras".

En la región se encuentran sólo cuatro especies potencialmente muy peligrosas, causantes de casi la totalidad de los envenenamientos por picaduras que terminan en el Hospital.

Se trata del alacrán amarillo, la viuda negra, la araña de los cuadros o del rincón y la víbora yarará.

Si bien para todos ellos existen antídotos, en el Servicio de Toxicología recomiendan buscar de inmediato atención especializada ya que una demora puede resultar fatal.

En cuanto a los alacranes, Aguirre Céliz indicó que son "muy comunes en las zonas urbanas" y que son más activos de noche porque les molesta la luz y salen a comer o reproducirse.

La especialista aclaró que "más del 80% de los casos de picadura de este ejemplar son leves y el dolor no es un parámetro de gravedad".

"Si bien existe el alacrán que tiene veneno, tuvimos muchos casos sin síntomas", informó.

Por otro lado, la araña de los cuadros o del rincón, y la viuda negra son las dos especies venenosas y potencialmente mortales que habitan en la región.

La viuda negra tiene hábitos rurales, mientras que la llamada del rincón vive en las casas y se mueve de noche.

La mayoría de los casos de picadura de araña ocurren por usar ropa de la temporada anterior sin revisar y los médicos remarcan tener cuidado en sótanos, y cámaras subterráneas, limpiar los lugares oscuros y húmedos.

Por otro lado, recordó que en el servicio se reciben consultas a nivel nacional mediante el 0800 o la línea habitual (221-4515555) o en la página de Facebook del Servicio de Toxicologia Sor María Ludovica. (Télam)