sociedad

Piden medidas para proteger a la ex mujer del senador provincial acusado de violencia de género

Por Agencia Télam

23-07-2020 02:00

La abogada de la ex mujer del senador provincial, Ariel Rosendo, acusado por violencia de género, reclamó hoy al estado de San Luis, tanto a la Justicia como al Senado local, medidas para proteger a la víctima y denunció que teme por la vida de su defendida.

"Temo por la vida de mi defendida, el hombre la considera un objeto de su propiedad y actúa en consecuencia, su equilibrio psíquico está en riesgo y su vida corre peligro", dijo hoy a Télam la abogada Leticia Latini, y se preguntó: "¿vamos a esperar que la mate?".

"Mi defendida vive aterrada, privada de maternar y sumida en una angustia permanente por su vida, luego de haber sido violentada, hostigada y acosada en forma permanente por el senador Ariel Rosendo, cuyas conductas continúan sin ser reprochadas en San Luis", agregó la abogada.

"El estado provincial ha adherido a una serie de leyes nacionales contra la violencia hacia las mujeres, sin embargo, ni la cámara de senadores, ni los organismos del ejecutivo, creados para defenderla, han propiciado acciones para que el violento pague por su delito", señaló la abogada.

El senador, Ariel Rosendo, está siendo juzgado por tres delitos por la justicia penal de Villa Mercedes: robo doblemente calificado, en poblado y en banda, en perjuicio del gremio SMATA y de la casa de su ex pareja; por desobediencia a una orden judicial de acercamiento y violación de las medidas de aislamiento social por coronavirus.

Por esa razón, el juez a cargo de la causa, Leandro Estrada, pidió su desafuero como senador pero la cámara lo negó aludiendo que podía ser indagado sin la necesidad de quitarle los privilegios.

"No tuvieron en cuenta que el juez no puede detenerlo mientras tenga fueros y esto significa que siga circulando, hostigando y amenazando a mi defendida", es decir, "estuvo ausente la perspectiva de género para proteger a la víctima", sostuvo Latini.

La abogada aseguró que luego de prestar declaración testimonial ante el juez, testigos "confirmaron su accionar violento", por lo que es "muy llamativo que no se hayan tomado medidas para ponerle límite a sus acciones".

La cámara le dio licencia con goce de haberes por treinta días y a su término, comenzó a computarle las faltas. Pero el senador presentó el último martes un certificado médico por 30 días para justificar su tercera inasistencia a las sesiones semanales del cuerpo.

Latini, consideró que el Senador "deberá rechazar esa licencia, porque no es médica, sino un certificado emitido por un psicólogo, que no está facultado para otorgar licencias, salvo que sea en tratamiento conjunto con un psiquiatra tratante".

La abogada señaló que con esta presentación "vemos otra forma de engaño malicioso en la que el senador induce a sus colegas y al pueblo, por no tener la valentía de apartarse de su banca" y agregó que esto muestra "el grado de encubrimiento del Senado, que permite que Rosendo utilice de manera "grosera para tapar su culpabilidad todo lo que está a su alcance".

"Es hasta rústico el accionar del Senado, habilitando adhesiones que condenan lo que ellos no combaten", indicó Latini en referencia a la adhesión de la Cámara a la Ley Nacional de protección integral para prevenir sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres. (Télam)