sociedad

Pese a las quejas de Egipto, subastarán mañana en Londres un busto de Tutankamón

Por Agencia Télam

03-07-2019 07:00

Un retrato esculpido del joven faraón Tutankamón será subastado mañana en Londres pese a las quejas del gobierno de El Cairo, que reclamó en vano la anulación de la venta y que la obra, de 3000 años de antigüedad, sea restituida a Egipto.

Representa al dios Amón con los rasgos del faraón Tutankamón, "una forma de poner al gobernante al mismo nivel que los dioses", explica la casa de subastas Christie's, que organiza la venta y provocó la ira del ejecutivo egipcio, que en junio pidió a la casa de subastas que la anulase.

En un comunicado conjunto, los Ministerios de Antigüedades y el de Exteriores egipcio aseguraron que el proceso de venta está "en contra de los acuerdos y tratados internacionales" ya que la casa Christie's no mostró a la parte egipcia los documentos ni la data de estas piezas.

Hoy ya se ha procedido a la venta de algunas piezas egipcias, mientras que el objeto estrella será subastado mañana, según lo previsto, indica la agencia EFE.

De acuerdo con la Convención de 1970 sobre las medidas que deben adoptarse para prohibir e impedir la importación, exportación y transferencia de propiedad ilícita de bienes culturales de la Unesco, cualquier objeto adquirido y sacado de un país sin un documento legal de exportación después de esa fecha se considerará ilegal.

Es decir, cualquier pieza que haya salido de Egipto después de 1970 que no cuente con un certificado de exportación se supone por defecto robada.

La embajada de Egipto en Londres señaló que "prosigue con sus esfuerzos y con todos los procedimientos, con la cooperación del Ministerio de Antigüedades egipcio, para suspender la venta ilegal del patrimonio cultural egipcio".

Mientras tanto, mañana se venderá el pequeño busto del dios Amón y posiblemente cambie de manos por un precio que la compañía inglesa estima rondará la cifra de 4 millones de libras esterlinas (unos 5 millones de dólares).

Christie's afirma que el objeto es vendido por Resandro, una de las colecciones privadas de arte egipcio más importantes y a la que, recuerda la compañía británica, ya ayudó a vender 3 millones de libras en objetos hace tres años. (Télam)