sociedad

Para los especialistas no hay razas peligrosas y los ataques se deben a problemas de socialización

Por Agencia Télam

08-10-2020 05:00

Pese a que once provincias establecieron normas para regular la tenencia de mascotas potencialmente peligrosas, o llamadas "temperamentales", de las razas Rottweiler, Pitbull Terrier, Dogo Argentino, Dóberman y Ovejero Alemán, entre otras, expertos del país se resisten a identificar a esos linajes como agresivos y explican que los perros cualquier perro mal socializado es potencialmente dañino.

En Santiago del Estero, un niño de 8 años fue atacado ayer por dos perros Pitbull y sufrió graves heridas en sus extremidades y en la cabeza, por lo que fue internado en el Centro Provincial de Salud Infantil (Cepsi), aunque está fuera de peligro.

El hecho sucedió en el barrio La Católica, de la ciudad Capital, y según relatos del padre del niño, Mauro Coronel, el niño fue a buscar su barrilete en la casa vecina donde los dos perros lo atacaron.

Algo semejante sucedió, en las últimas semanas con otros tres ejemplares de esa misma raza: un pitbull mató a su dueño, un hombre de 27 años, en la localidad bonaerense de Ezeiza; otro terminó con la vida de una niña de 9 años en la provincia de San Juan y un tercero lesionó gravemente a una niña de 7 años en San Miguel, Buenos Aires.

Desde Bahía Blanca, en la provincia de Buenos Aires, el director del área de Veterinaria, Fernando San Juan, dijo a Télam que "el concepto potencialmente peligroso es muy discutido y es erróneo: se sabe que no hay raza potencialmente peligrosa sino dueños potencialmente peligrosos, ya que la genética tiene un bajísimo porcentaje que se expresa en el perro, en la agresividad".

Desde Córdoba, el médico veterinario Gastón Cuestas destacó a Télam que "tiene que haber un registro, hay perros que son de razas concebidas para la caza, defensa o lucha, y por más buenos que sean, si se descontrolan tienen el potencial de matar".

Por eso, el especialista insistió en que "es total responsabilidad de los dueños asesorarse antes de la elección de la raza. Cómo manejarlos, educarlos y adiestrarlos".

En Mendoza, la ley establece que las razas peligrosas o cruzas son Mastín Napolitano, Doberman, Pitbull, Bull Terrier, Dogo Argentino, Rottweiler, Presa Canario, Akita Inu, y Gran Perro Japonés, pero Horacio Falconi, director de Zoonosis del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes de la provincia explicó a Télam que "en la ley se habla de razas y su mestizaje, pero desde el punto de vista veterinario, más allá de la raza, (la peligrosidad) tiene que ver con lo individual de cada perro".

El especialista indicó que a esa singularidad se suman "el tamaño y la potencia de cada animal, pero eso también es subjetivo, ya que como ejemplo podemos tomar un perro mediano, supongamos un Beagle, que no es peligroso para una persona de 50 años y 80 kilos".

"Ese perro sí nos ataca no nos va a matar –agregó el director de Zoonosis–, pero a un niñito o un bebé le puede hacer mucho daño, por eso esa subjetividad también hay que tenerla en cuenta. La ley tiene dos puntos claves: el registro de las reincidencias y el tema del seguro por el daño que le puede ocasionar a la persona que es atacada por un can", concluyó. (Télam)