sociedad

PAMI incorporó a una trabajadora en el marco del cupo laboral travesti trans

Por Agencia Télam

10-11-2020 05:30

La estudiante de Enfermería Emma Quinteros se incorporó hoy al PAMI en el marco del cupo laboral travesti trans, dispuesto por decreto del Gobierno nacional y que garantiza para este colectivo un mínimo del 1% de la totalidad de cargos y contratos en el sector público.

“Este es nuestro legado, porque más allá de una decisión política, hay un marco normativo con perspectiva de género y diversidad sexual para ampliar derechos. Una sociedad más justa e igualitaria nos hace mejores. Así que: bienvenida, Emma. Esto es muy emocionante”, dijo Luana Volnovich, directora ejecutiva de PAMI al recibir a la nueva trabajadora.

Quinteros reconoció que "nunca" pensó que "iba a vivir para esto”, al recibir la designación firmada por la titular de la obra social.

“Hubo un gobierno que nos permitió soñar y proyectar la vida cuando reglamentó la ley de Identidad de Género; luego vino Alberto Fernández que firmó el decreto y ahora Luana que lo hace carne. Tremenda felicidad”, destacó Quinteros.

Del encuentro de bienvenida también participaron Cecilia Merchán, secretaria de Políticas de Igualdad y Diversidad y Alba Rueda, subsecretaria de Políticas de Diversidad del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad, entre otras funcionarias y funcionarios y referentes del colectivo travesti trans, como la periodista Alejandra Malem.

La incorporación de Quinteros, quien desempeñará sus funciones en la agencia Berazategui del conurbano bonaerense, se enmarca en las políticas de género que lleva adelante el PAMI, desde la creación este año de la secretaría general de Derechos Humanos, Gerontología Comunitaria, Género y Políticas de Cuidado, a cargo de la médica Mónica Roqué, de la que depende la subgerencia de Géneros, Diversidad Sexual y Disidencias.

"Trabajamos por la transversalización de la perspectiva de género y diversidad sexual en todas las acciones del Instituto, promovemos la equidad de género y la diversidad sexual entre las distintas áreas y con organismos gubernamentales y no gubernamentales”, explicó Roqué.

La funcionaria valoró como una de las acciones más importantes del área la capacitación obligatoria de la Ley Micaela destinada a todo el personal y que está orientada a repensar las violencias tanto en el ámbito laboral como de las personas afiliadas.

Del curso, que ya lleva tres ediciones, participaron 2034 trabajadoras y trabajadores; de la segunda, 234 funcionarias y funcionarios; y de la tercera, que se desarrolla en la actualidad, 1800, detalló Roqué.

“Este clima de emoción da cuenta de una fuerte voluntad que nos permite cumplir sueños y esta voluntad está enmarcada en un proyecto de país que amplía derechos”, agregó por su parte la gerenta de Género, Adriana Herrero.

(Télam)