sociedad

Otorgan amparo a hombre para renovar la licencia de conducir sin estudios complementarios previos

Por Agencia Télam

07-10-2020 01:00

El juez Osvaldo Otheguy ordenó hoy al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA) que se abstenga de exigir en forma anticipada a un hombre de 80 años la presentación de un estudio neuropsicológico con informe médico para renovar su licencia para conducir un automóvil, informaron fuentes judiciales.

De esta manera, el magistrado resolvió que la autoridad administrativa tiene la facultad de imponer el cumplimiento de esos estudios complementarios, pero no puede hacerlo en forma anticipada, sino, y si así lo determina, al momento de la renovación del permiso.

El juez aceptó la acción de amparo presentada por el abogado del adulto mayor identificado como O.A.T., quien sostuvo que la última vez que renovó la licencia, además de cumplir con los exámenes de la Dirección General de Habilitación de Conductores, se le pidió un certificado médico que dijera que está sano.

Además, OAT contó que, desde hace una década y la última vez en noviembre de 2019, “en su condición de persona mayor de 70 años, ha soportado humillaciones y vejaciones en ocasión de solicitar la renovación de su licencia de conducir ante las autoridades administrativas competentes del GCBA”.

Incluso, el letrado expuso que cuando, en esa ocasión, llegó al sector médico y expresó que no sufría ninguna enfermedad, ni tomaba medicación, “en forma arbitraria” y “sin ninguna clase de exámenes” se le exigió que “debía llevarle un certificado médico donde constara que estaba sano”.

Como el hombre es afiliado al PAMI y su médico de cabecera no pudo atenderlo pronto, se demoró el trámite para la renovación de la licencia (que finalmente se le otorgó), lo cual lo perjudicó porque utiliza su automóvil para trasladar a su esposa, de más de 80 años, quien tiene cáncer, diabetes y patologías coronarias y renales.

Por este motivo, el demandante dijo haber sufrido “una notable discriminación” por la edad, ya que en los últimos 30 años renovó su permiso sin realizar estudios complementarios, al tiempo que mencionó otros detalles de los exámenes visual, auditivo y psicológico para obtener la renovación de la licencia que, sostuvo, el juez y sus empleados debían conocer si conducen un rodado.

Al contestar la demanda, el GCBA manifestó que el estudio neuropsicológico con informe solicitado a OAT, “implica una evaluación más profunda de su atención, visoconstrucción, memoria, funciones ejecutivas” y “resulta necesario para determinar su aptitud conductiva”.

Sin embargo, el juez Otheguy reconoció la facultad de la autoridad administrativa de exigir esos estudios complementarios para probar la aptitud psicofísica del interesado, pero destacó que esa atribución “no puede ser ejercida de manera anticipada”, sino “en ocasión de la renovación de licencia”, que en el caso del demandante será en noviembre de 2021. (Télam)