sociedad

Quirós: 'Lo peor no pasó, pero hay menos trabajo por delante'

Preocupación por el día del amigo.

Por Agencia Télam

20-07-2020 10:45

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós aseguró hoy que "no es tanto el esfuerzo que queda por delante" para salir de la cuarentena por la pandemia de coronavirus, y aunque destacó que en la ciudad de Buenos Aires la curva de contagios está "madura", advirtió que eso no significa que "lo peor ya pasó".

En el reporte sobre la situación Covid-19 que ofrece los lunes, el titular de la cartera sanitaria sostuvo: "No es tanto el esfuerzo que nos queda por delante, y por eso insistimos tanto en si somos capaces de hacer un esfuerzo y sobre todo hoy (por el Día del Amigo). Seguramente en unas pocas semanas podremos tener una mirada bien diferente de la que tenemos ahora".

De todos modos, fue tajante al remarcar que a pesar de que la curva de contagios está "madura", es decir que se mantiene estable y podría haber llegado a su pico, no se puede decir que "lo peor ya pasó".

"La mayor parte de las ciudades completaron su curva entre el 10 y 20 por ciento, nosotros estamos en el 14 por ciento, esto no quiere decir que la hayamos completado ni mucho menos, pero sí es un indicador que es una curva madura que está horizontalizada y que tenemos un R muy cercano a 1. ¿Esto quiere decir que lo peor ya pasó?. No, todavía nos queda un proceso duro de trabajo porque tenemos muchos casos por día, pero decididamente la curva de la Ciudad está madura", abundó.

Asimismo, Quirós volvió a mostrar la preocupación que existe en el Gobierno porteño por la posibilidad de que se rompa el aislamiento social preventivo y obligatorio al celebrarse hoy el Día del Amigo.

"Nada que yo diga va a modificar la actitud de los ciudadanos, lo que va a modificar es la capacidad de los ciudadanos que tengamos de reflexionar. Desde lo individual, deberíamos preguntarnos cada día qué somos capaces de aportar para que esta pandemia pase mas rápido y cada uno tiene algo para aportar", dijo.

Y luego insistió: "No es solamente no hacerlo (romper la cuarentena) sino dialogar con los que pretenden hacerlo, porque cada familia que se cruza con otra familia en un lugar cerrado tienen el potencial de distribuir el virus por el resto de la Ciudad y eso es lo que tenemos que evitar porque eso es lo que hace que no podamos ir más rápido con el desandado".

Sobre la situación en los barrios vulnerables, Gabriel Battistella, subsecretario de Atención Primaria, Ambulatoria y Comunitaria, aseguró que allí también la curva "está madura".

"Es una curva que lleva ya diez, 15 días de cierta estabilidad con picos y valles, pero la tendencia general sigue siendo estable. Vemos una curva madurada, marcada hacia el descenso con un R de menos de 1 en la mayoría de los barrios".

Quirós estimó que entre el 12 y 14 por ciento de los porteños ya tienen anticuerpos, y que el ministerio está realizando un estudio, que estará en diez días, para saber con exactitud ese porcentaje.

El ministro explicó que cuando el porcentaje de personas con anticuerpos ronda entre el 10 y 20 por ciento, los contagios comienzan a descender, y que eso es lo que ocurrió en ciudades como París, Madrid o Nueva York.

Sin embargo, explicó que para que eso suceda debe haber un promedio en toda la Ciudad entre los barrios vulnerables y "los más acomodados". (Télam)