sociedad

Muere un bombero y las elevadas temperaturas avivan los graves incendios forestales en Australia

Por Agencia Télam

30-12-2019 10:30

Las elevadas temperaturas avivaron hoy los incendios forestales presentes con más de 100 focos en el sureste de Australia, donde un bombero falleció en un accidente y se cancelaron los espectáculos pirotécnicos de Fin de Año en varias ciudades, informaron fuentes oficiales.

El bombero voluntario falleció hoy cuando participaba en las tareas de extinción en el estado de Nueva Gales del Sur, lo que eleva a 10 las víctimas mortales de los incendios que comenzaron el pasado agosto.

"Se cree que el vehículo volcó debido a vientos extremadamente fuertes", indicó el servicio de bomberos de Nueva Gales del Sur en su cuenta de Twitter.

En varios estados australianos hay más de 100 incendios activos, la mitad de ellos sin control, principalmente en Nueva Gales del Sur, aunque también en Victoria, Australia del Sur y Queensland.

Las autoridades alertaron de que las elevadas temperaturas, que superan los 40 grados en algunos puntos, y los fuertes vientos pueden empeorar la situación del fuego que también amenaza a especies en riesgo de extinción como el koala, informó la agencia EFE.

En este contexto, Canberra y otras ciudades cancelaron los fuegos artificiales de Fin de Año, mientras que Sídney, la mayor ciudad del país y capital de Nueva Gales del Sur, decidió seguir adelante con su espectáculo pirotécnico frente a la emblemática Casa de la Ópera.

Los servicios de bomberos del Nueva Gales del Sur otorgaron el lunes una excepción a Sídney para organizar sus fuegos artificiales pese a la prohibición que existe de provocar cualquier tipo de fuego o deflagración en la región.

El viceprimer ministro de Nueva Gales del Sur, John Barilaro, ha mostrado su apoyo para que se anulen los fuegos artificiales para dar la bienvenida a 2020.

"Los fuegos artificiales de Año Nuevo en Sídney deberían cancelarse, es una decisión fácil. El riesgo es demasiado alto y tenemos que respetar a nuestros exhaustos bomberos voluntarios", dijo Barilaro en su cuenta de Twitter.

Su voz se suma a una campaña en Internet que pide cancelar los fuegos artificiales en todo el país y que ha conseguido el apoyo de más de 274.000 personas.

La iniciativa, que cifra en 5,8 millones de dólares australianos (4 millones de dólares) el gasto del espectáculo pirotécnico en Sídney, pide destinar el dinero de la organización de los actos en todo el país a apoyar a los bomberos y damnificados.

Al menos 10 personas murieron a causa de los incendios desde agosto, 9 de ellas en Nueva Gales del Sur, donde tres millones de hectáreas y más de 900 casas quedaron calcinadas.

Los incendios comenzaron antes del inicio del verano austral, que comienza en diciembre y en el que se espera una escasez de lluvia hasta el 21 de marzo.

Los fuegos más graves vividos en el país oceánico en las últimas décadas ocurrieron a principios de febrero de 2009 en el estado de Victoria (sureste) y causaron 173 muertos y 414 heridos. (Télam)