sociedad

Movilización y malestar del sector privado en la ciudad de Ushuaia por la vuelta a la fase 1

Por Agencia Télam

29-09-2020 01:00

La decisión del gobierno de Tierra del Fuego de retroceder a la fase sanitaria 1 en la ciudad de Ushuaia, debido a un rebrote de casos de coronavirus, generó malestar en el sector vinculado al comercio, el turismo y las industrias, que se manifestaron en las calles y exigieron una reunión “urgente” con las autoridades.

El Ministerio de Salud fueguino resolvió aplicar restricciones en la circulación de personas y vehículos por la capital provincial, a raíz de la acumulación de contagios que se iniciaron el 16 de septiembre, sobre todo en bares y comercios céntricos.

Según el parte oficial de anoche, la provincia registró 127 nuevos casos de Covid-19 en las últimas 24 horas, 67 en Ushuaia y 60 en Río Grande, la ciudad del norte provincial, donde tiene lugar otro rebrote desde mediados de julio.

Río Grande tuvo su sistema sanitario al borde de la saturación y registra 66 fallecimientos debido a la enfermedad, mientras que en Ushuaia hubo una sola muerte pero con el rebrote comenzaron a ocuparse las camas del Hospital Regional de la ciudad.

El Comité Operativo de Emergencias (COE) emitió un comunicado en el que explicó el retroceso de fase como una “necesidad” para “disminuir la posibilidad de transmisión del virus entre personas en situaciones no seguras”.

Sin embargo, la Cámara de Comercio de Ushuaia, sectores vinculados al turismo y a la producción convocaron a diferentes marchas callejeras para oponerse a la medida.

La primera manifestación se produjo ayer y reunió a cerca de mil personas que caminaron por el centro y fueron hasta la Casa de Gobierno, donde reclamaron a las autoridades.

“Los comercios no pueden resistir, necesitamos que abran sus puertas inmediatamente”, sostuvo la presidenta de la Cámara del sector, Claudia Fernández, en declaraciones a la prensa local, aunque aclaró que la entidad no convocó a la marcha y que cada persona asistió a "título personal”.

Sin embargo, la Cámara empresaria lleva adelante una campaña de difusión por redes sociales con la premisa “el comercio no contagia”, que incluye la misma línea argumental de las empresas electrónicas, consistente en defender los protocolos sanitarios aplicados en cada rubro y la ausencia de casos positivos dentro de esas actividades.

“Desde la entidad vamos a seguir insistiendo en la reapertura inmediata de los comercios, ya que consideremos que el cierre total genera una crisis económica insostenible para los comerciantes, y con ello la perdida inmediata de las fuentes de ingreso de una gran cantidad de familias”, explicó Fernández.

En tanto, el gobernador Gustavo Melella, mantuvo una reunión virtual con referentes de sectores estatales y privados, donde sostuvo que está “abierto a escuchar las sugerencias de todos los sectores de la sociedad”.

“Desde el Estado provincial lo primero que queremos es cuidar la salud de todos los vecinos y vecinas de las tres ciudades. Por eso tomamos la difícil decisión del aislamiento”, señaló el mandatario provincial en declaraciones difundidas por el área de prensa de la gobernación.

Incluso, mencionó que su gestión seguirá “cargando solicitudes” para ayudar al sector privado a través del programa “Progreso”, un sistema de créditos blandos que se nutre de fondos provenientes de un endeudamiento en dólares de la provincia.

De todas formas, los sectores disconformes con la cuarentena estricta anunciaron que volverán a marchar hoy, aunque esta vez será en una caravana vehicular para reducir el riesgo de más contagios. (Télam)