sociedad

Mesa de Urbanización de Villa 31 denuncia que el GCBA llamó a reunión presencial en cuarentena

Por Agencia Télam

24-07-2020 04:15

La Mesa de Urbanización Participativa del barrio Carlos Mugica, más conocido como Villa 31 de Retiro, integrada por vecinos y organizaciones sociales, rechazó hoy la convocatoria del Gobierno porteño a una reunión presencial en el barrio en el contexto del aislamiento por el coronavirus, la cual tiene por objeto definir el modelo de escritura para las viviendas y la formalización de los servicios públicos.

Desde la Mesa, informaron a Télam que la secretaría de Integración Social y Urbana de la Ciudad llamó a una sesión del Consejo de Gestión Participativo para esta tarde en el "Portal del Barrio 31", lo cual, para los vecinos incumple con los alcances de la cuarentena que prohíbe reuniones de personas al aire libre para evitar aglomeraciones que generen nuevos contagios de Covid-19.

"El Gobierno porteño nos avasalla cuando pone una reunión presencial para tratar temas en los cuales los vecinos tenemos que opinar, pero así nos intenta invisibilizar", aseguró Héctor a Télam, vecinos de barrio, quien aseguró que un grupo de habitantes concurrirá al lugar designado por las autoridades porteñas para ver si desisten de llevar adelante la reunión.

De acuerdo al temario establecido por la secretaría porteña, la sesión servirá para tratar tres temas: el sistema de escritura para las viviendas en el marco del proceso de urbanización, la formalización de los servicios públicos para los vecinos y la regularización dominial de los terrenos.

"El modelo de escritura que proponen habilita la subasta de las viviendas sociales", indicaron desde la Mesa, que detallaron que el Gobierno porteño "se encuentre habilitado a eso va diametralmente en contra de la integración social y urbana".

En ese sentido, los vecinos entienden que el esquema "tiene artículos expulsivos porque nos están desalojando a futuro".

Es que, según analizaron desde la Mesa, se incluyeron "cláusulas orientas al remate por falta de los pagos previstos para el título de propiedad", a las cuales la administración porteña podría recurrir en casos de incumplimiento.

(Télam)