sociedad

Mendoza y San Luis resisten las medidas de cuidado para disminuir los contagios de coronavirus

Por Agencia Télam

17-10-2020 12:30

Dos localidades de la provincia de San Luis y el gobernador mendocino, Rodolfo Suárez, decidieron esta semana acatar parcialmente el aislamiento social, preventivo y obligatorio para minimizar los contagios de coronavirus.

Suárez decidió acatar parcialmente el aislamiento que busca resolver la crisis sanitaria de la provincia, que tiene récord de contagios y una alta ocupación de las camas de terapia intensiva.

"Es difícil entender la posición del gobernador de Mendoza", expresó como respuesta el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, y agregó en un posteo de Twitter: "Los datos que surgen del sistema provincial vienen advirtiendo cómo ha aumentado la circulación comunitaria del virus".

Desde el viernes pasado, el sistema sanitario de Mendoza presenta una situación alarmante con un aumento récord de contagios de coronavirus además de una ocupación de camas de terapia intensiva que alcanza el 81 por ciento en toda la provincia y el 92 por ciento en el Gran Mendoza.

En tal sentido, el gobernador decidió nuevas medidas para la provincia para bajar la circulación a partir de esta semana, por lo cual se suspendieron las celebraciones religiosas (colectivas) y sólo podrán practicarse de forma individual, al igual que las reuniones familiares y de amigos.

En tanto, los clubes se mantendrán abiertos, pero sólo podrán funcionar con actividades al aire libre y vuelven las restricciones por Documento Nacional de Identidad (DNI) ya que durante el último fin de semana se liberaron las salidas sin esta modalidad de terminación de DNI y no funcionó.

En la provincia, se continúa con los horarios establecidos y se mantiene la alerta sanitaria que habilita la circulación hasta las 23.30; luego de este horario solo se puede salir para urgencias o casos especiales.

Mendoza, según el último informe semanal, tiene una ocupación de camas de cerca del 90% en el Gran Mendoza y una ocupación del 80% en toda la provincia y en los centros de salud privados están, por casos, en su totalidad de ocupación.

Por su parte, en San Luis, dos localidades alcanzadas por el endurecimiento de las medidas sanitarias cuestionaron la decisión y sus consecuencias impactaron en el crecimiento de casos positivos de la Covid-19.

Se trata de las localidades de Villa Mercedes y Naschel, que registraban, anoche, "2 contagios cada 1000 habitantes", en la primera ciudad y un "brote sostenido" de contagios en la segunda.

Tras conocerse el DNU nacional, en Villa Mercedes, comerciantes y vecinos rechazaron acatar la prescripción y en Naschel su intendente también se negó a paralizar el flujo de personas y bienes en la localidad.

En Naschel, localidad que se ubica a 115 kilómetros al norte de la provincia, con 4 mil habitantes, que registraban hasta el 7 de octubre último 19 casos, el miércoles último se llevó a cabo un operativo sanitario debido a "un brote sostenido de contagios, con 109 positivos en poco tiempo", informó la presidenta del Comité de Crisis, Maria José Zangla.

En la provincia, desde el inicio de la pandemia, se contabilizan 4143 casos: 2145 activos, 1930 altas y 68 fallecidos. (Télam)