sociedad

Mendoza es diferente a otras provincias mineras, dicen los legisladores que votaron en contra

Por Agencia Télam

23-12-2019 02:45

Un senador y una diputada provincial del PJ mendocino que votaron en contra de la cuestionada reforma de la Ley 7722 y en disidencia con sus bloques, justificaron hoy su postura asegurando que "no se ha tenido en cuenta que Mendoza es distinta" por su "histórica escasez de agua" y "será muy difícil controlar" que no haya contaminación del agua que beben todos los ciudadanos.

"Se ha comparado, en estos días, la provincia de Mendoza con provincias que tienen desarrollo minero; pero esa comparación no ha tenido en cuenta que Mendoza es distinta, con un desarrollo vitivinícola, frutihortícola, olivícola, comercial, turístico, metalmecánico, de servicios y de una posición geopolítica para el comercio internacional envidiable", aseguró el recientemente ungido senador provincial y producto vitivinícola Bartolomé Robles.

El legislador consideró que la clase política mendocina "vive improvisando", cuando "nuestra querida Mendoza, merece algo mejor".

"Una norma tan importante como esta no puede tratarse en 10 días, casi el mismo tiempo en la que se aprobó la Ley 7722. Necesitamos diálogo real efectivo, superador, que nos permita crecer y proyectarnos seriamente", agregó.

El ex presidente del Concejo Deliberante de San Martín consideró, además, que "ese apuro hace que no se haya dado un intercambio real de ideas, sino simplemente fueron exposiciones".

"Me parece sumamente importante diferenciar, ya que tanto se habla de matriz productiva, lo que podemos entender de una economía productiva e industrializada con la de una economía extractiva, que nada se diferencia del modelo agroexportador que muchas veces se critica", dijo.

"No se trata simplemente de demonizar la minería, si no de sentar reglas claras de qué recursos estamos hablando y cómo lo vamos a cuidar y cómo los vamos a invertir", puntualizó.

Por su parte, la diputada Laura Chazarreta afirmó que no sólo votó en contra sino que fue "parte de las 50.000 personas que salieron a manifestarse" porque "dudamos que los controles serán reales y no podemos permitir que se contamine el agua".

En declaraciones a Radio Con Vos, la legisladora afirmó que "no está en contra de la minería sino de la megaminería", más aún en lugar como Mendoza que "es un desierto".

"La ciudad está armada sobre un desierto, todo el sistema de agua es a través de riego y tenemos históricamente escasez de agua y hay muchos lugares donde este recurso esencial agua no llega para el consumo del pueblo", dijo.

"Nosotros tenemos en el ADN el cuidado y la defensa del agua desde que nacemos porque siempre nos ha faltado", agregó.

La diputada recordó, además, que es del propio pueblo que "emergió" hace 12 años la ley de "Prohibición del uso de sustancias químicas como cianuro, mercurio, ácido sulfúrico, y otras sustancias tóxicas similares en los procesos mineros metalíferos" que acaba de ser modificada, y que la movilización que se "inició ayer a las 7 de la mañana" partió del departamento de San Carlos que la había impulsado muy activamente.

Por otro lado, Chazarreta justificó los votos a favor recogidos por la iniciativa en su propia bancada con las modificaciones introducidas a un proyecto que "originalmente era un mamarracho" pero que "iba salir de todas formas" porque el oficialismo tiene mayoría en ambas cámaras.

No obstante, advirtió que también desde su partido "no escuchamos al pueblo" que con las manifestaciones ha demostrado que "no quiere que se toque la 7722". (Télam)