sociedad

Más de 15 personas internadas tras consumir comida en mal estado en fiesta japonesa

Por Agencia Télam

12-01-2020 04:00

Más de 15 personas debieron ser hospitalizadas tras consumir comida en mal estado durante la celebración del Bon Odori, el festival de danza tradicional japonesa que se realizó anoche en la localidad de Colonia Urquiza, en las afueras de La Plata.

El festival, organizado por la comunidad japonesa local, se celebra desde hace más de 20 años el segundo sábado de enero en un predio ubicado en las calles 186 y 482, en Colonia Urquiza.

Convoca a decenas de miles de asistentes que por varias horas comparten los bailes, la comida y las bebidas que la cultura japonesa prepara para recibir el alma de sus ancestros que regresan esa noche.

Una fuente de la organización confirmó a Télam que "cerca de las 23 varias personas comenzaron a sentir malestar y debieron ser asistidas por el personal médico presente en el evento".

Más de 15 personas debieron ser trasladadas al hospital de Melchor Romero para ser atendidas, en tanto dos menores de edad fueron derivados a la Clínica del Niño con cuadros "de gastroenteritis graves".

Las personas presentaban vómitos y diarrea, confirmó una fuente sanitaria.

"La mayoría de los asistidos informó que había consumido en uno de los puestos del predio arroz con langostino o camarones", detalló.

Desde la organización del evento Bon Odori precisaron que "personal de Bromatología estuvo en el predio y nos pusimos a disposición para esclarecer las causas de las intoxicaciones para tomar las medidas correspondientes".

El puesto mencionado por los pacientes fue clausurado por personal de Bromatología de la municipalidad de La Plata, que recolectó muestras de las comidas vendidas allí.

El festival Bon Odori se realiza todos los años en enero, y se bailan danzas tradicionales de las que pueden participar todos los presentes ya que profesoras de danzas japonesas van indicando los pasos a seguir.

Quienes deseen solo oír las canciones, pueden sentarse cerca de la pista circular alrededor de una torre de tambores tradicionales, y degustar algún plato típico comprado en alguno de los 50 puestos levantados en el predio, uno de los cuales debió ser clausurado anoche ante los numerosos casos de intoxicación. (Télam)