sociedad

Maradona dijo no ser un pegador de mujeres e insistió con denuncias a su ex novia y ex esposa

Por Agencia Télam

17-01-2019 08:00

Diego Maradona aseguró hoy no ser "un pegador" de mujeres, como lo sostuvo su ex novia Rocío Oliva, aunque dijo que "era para arrancarle la cabeza" a la joven por su comportamiento, tras lo cual insistió con que impulsará denuncias contra ella en Dubai y contra su ex esposa, Claudia Villafañe, en Nueva York.

Además, en una extensa comunicación telefónica con un programa del espectáculo de América TV, el director técnico del club mexicano Dorados dijo estar "triste" por la situación del país y se quejó por la seguridad al señalar que tenía que "salir a la calle con custodia y blindar las camionetas" que utiliza.

"La verdad que yo fui el boludo", dijo Maradona al resumir la relación que mantuvo en los últimos años con Oliva y remarcó que "tiene firmado un papel por el que no puede decir absolutamente nada" sobre el vínculo entre ambos.

Eso, indicó, "está por los abogados" coordinado en un aparente contrato de confidencialidad.

"Yo no soy un pegador porque era para arrancarle la cabeza. Me hizo de todo", añadió Maradona en su critica a la joven a quien le reprochó el uso de dinero suyo para vacacionar en Punta del Este y una vivienda en la localidad de Bella Vista donde vive su familia al asegurar que "a la casa me la quedo yo".

En ese marco, Maradona aseguró por televisión: "Yo ahora termino acá y llamo a (Matías) Morla", su abogado para que reactive las denuncias contra Oliva.

"Yo no soy Papá Noel, no voy por los colectivos preguntándole a la gente qué necesita. Yo trabajo, como trabaja todo el mundo", acotó.

Y, afirmó que "en Dubai, lo que hacía ella era aprovechar esto, esperaba a que yo hiciera una siesta o algo y salia para ir a sacarse fotos y mostrarle a sus amigos y esconderme cosas", tras lo cual dijo que "ella está muy mal, esta muy mal de la cabeza. Si te digo ´locatelli'".

"Ahora, que se divierta mientras pueda porque tiene causas penales, como el robo de los aros de mi vieja. Tendrá que pagar en Dubai.

No caduca todo, ahora me va a conocer", añadió.

Sobre su hijo menor, Dieguito Fernando, fruto de su unión con Verónica Ojeda dijo que "tiene una contextura física maradoniana" y lo describió como "una mole dulce. Le tenemos que dar más dulzura, más cariño. Tenemos que estar con él", a raíz de algunos tratamientos médicos que realiza el niño.

Tras señalar que le gustaría tener "a todos" sus hijos "juntos", lamentó la distancia con sus hijas mayores Dalma y Gianinna, al señalar que "el que no quiere, no quiere".

"Yo le estoy dando para adelante y acelero más contra la madre" de ellas, Claudia Villafañe, remarcó Maradona y aseguró que en ese sentido "ayer refrozamos causas en Nueva York".

Al ratificar su intención de llevar a las mujeres de su vida a la justicia, acotó: "No voy a ser el único padre odiado de este país, ni del mundo".

Respecto de la actualidad argentina, dijo estar "triste por la situación del país" porque, apuntó, "no hay laburo" y señaló que con su familia "tenemos que salir a la calle con custodia, tenemos que blindar las camionetas. Eso, no es bueno, no es agradable".

Maradona renovó sus críticas hacia el presidente Mauricio Macri al considerar que "tiene más vacaciones que yo" y se manifestó a favor del regreso de "un peronismo serio, con Cristina" Fernández en sus filas, aunque no se animó a postularla como candidata porque dijo: "No sé si ella podrá pero es la que no se le caen los papeles de la mano, habla con inteligencia, con lo que necesita el pueblo. Habla por los valores que le dejó el peronismo a Cambiemos. Y cambiamos todo pero cambiamos el bolsillo". (Télam)