sociedad

Los hermanos acusados por el crimen del turista francés están lúcidos

Por Agencia Télam

28-01-2019 06:30

Las pericias psicológicas a las que fueron sometidos los hermanos detenidos en un paraje del departamento salteño de Iruya, en diciembre pasado, en el marco de la investigación por la desaparición del turista francés Mathieu Martin, de 32 años, establecen que ambos se encuentran lúcidos, en pleno uso de sus facultades y comprenden la criminalidad de los actos.

El fiscal penal 4 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas (UGAP) en feria, Ramiro Ramos Ossorio -que en esta causa trabaja de manera conjunta con su par Pablo Rivero-, informó hoy que se realizó una pericia psicológica a los imputados Juan y Froilán Cuevas, acusados del homicidio del turista francés Mathieu Martin.

El informe preliminar del estudio reveló que ambos se encuentran lúcidos, en pleno uso de sus facultades mentales y comprenden la criminalidad de sus actos, por lo que son imputables.

Mientras se continúa con las tareas de búsqueda del cuerpo de Martin, se recibió el testimonio de dos amigos de los hermanos Cuevas, quienes sostienen que, mientras participaban de una ingesta alcohólica, Juan se jactó de ser el responsable de la desaparición del turista.

Juan y Froilán Cuevas permanecen detenidos desde diciembre pasado, con prisión preventiva, imputados por el delito de homicidio simple en perjuicio de Martin, quien fue visto por última vez en agosto pasado, en la localidad jujeña de Tilcara.

Tras su desaparición se supo que había viajado hacia la localidad de Iruya, en Salta, por lo que la policía de Jujuy solicitó en septiembre la colaboración de la policía salteña en la búsqueda, y luego se sumó a los procedimientos personal de Gendarmería Nacional y del Ejército Argentino.

Durante la búsqueda, se hicieron rastrillajes en más de 20 jurisdicciones de Salta, Jujuy y Bolivia, que incluyeron entrevistas con lugareños.

Estos testimonios les permitieron a los investigadores dar con los hermanos Cuevas, quienes fueron detenidos luego de una serie de allanamientos, e imputados por el delito de homicidio simple.

A partir de allí la investigación dio un giro, ya que los fiscales anunciaron que en vez de buscar a una persona desaparecida comenzaron a buscar restos cadavéricos. (Télam)