sociedad

Las mejores salas líricas en el edificio más grande de la provincia buscan volver a escena

Por Agencia Télam

14-11-2020 01:30

El Teatro Argentino construido en 1887 en la ciudad de La Plata, por el que pasaron innumerables obras y artistas, sufrió en 1977 un incendio intencional que lo dejó destruido, hasta 1999 cuando tuvo su reinauguración, con otro estilo y arquitectura.

En la actualidad, unas mil personas integran su planta entre el personal artístico, el Ballet, Coro y Orquesta estable, los maestros internos. También desempeñan su labor quienes trabajan en los talleres de herrería, carpintería, vestuario, maquillaje, zapatería, lavandería, diseños, escenografía, iluminación más los sectores administrativos.

"Somos una pequeña ciudad. Sabemos que se trata de complejo edilicio imponente y todo lo que se aporta dentro del teatro, pero no por eso un elefante blanco", dijo Hugo Ponce, integrante del coro estable y delegado de ATE.

A diferencia del Teatro Colón que maneja su presupuesto, el Teatro Argentino depende del área de Cultura de la provincia de Buenos Aires, y el manejo del presupuesto es un tema que complicó durante años la programación y actividades.

Actualmente, el área depende del Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica bonaerense, y autoridades de esa cartera y de la Subsecretaría de Obras Públicas aseguraron tener "voluntad y decisión política", para recuperar el Teatro, tras realizar el mes pasado un recorrido por el edificio y dar un diagnóstico sobre las tareas más urgentes para su puesta en valor.

Para retomar las obras ejecutadas, las autoridades bonaerenses están evaluando trazar un "plan urgente" que ponga en foco en aquellos problemas que son prioritarios: la recuperación de los equipos de aire acondicionado y la revisión de las instalaciones eléctricas, intervenciones complejas debido a la magnitud del edificio y su superficie.

Como parte de esta nueva etapa, los trabajadores del teatro nucleados en los gremios (ATE, UPCN y Maquinistas), pese a considerar insuficiente el aumento, aceptaron la paritaria salarial, considerando que se reabrirá en diciembre, y debido a que, explicaron, "se lograron compromisos de pase a planta permanente y recategorizaciones, además de la apertura de mesas técnicas, de protocolos Covid, planteles y estructuras en el ámbito provincial".

"Nuestro principal temor es que la gente nos olvide. Pero soy optimista de que cuando volvamos a funcionar la gente va estar deseosa de reencontrarse con el teatro, porque es único", auguró a Télam Hernán Cupeta, violinista de la orquesta estable. (Télam)