sociedad

Las iglesias abrirán sus puertas en Chaco durante el fin de semana con acceso por turnos

Por Agencia Télam

05-08-2020 03:30

El gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, e integrantes de la Mesa Interreligiosa acordaron la apertura de las iglesias y templos durante el fin de semana con acceso por un sistema de turnos y la ocupación de hasta el 50 por ciento de la capacidad de los edificios, por primera vez desde el inicio de la pandemia de coronavirus, se informó hoy.

El gobierno provincial también reportó que las actividades religiosas se llevarán a cabo con el “cumplimiento de los protocolos especiales que aseguren el distanciamiento dentro de los salones” con celebraciones que “no podrán extenderse más de dos horas”, en esta experiencia que se evaluará el lunes próximo.

Capitanich dijo que se llevará a cabo “con un protocolo estricto”, y afirmó que “todas las entidades que forman parte de la Mesa Interreligiosa tienen la capacidad para hacerlo cumplir en cada una de sus congregaciones”.

También señaló que así “vamos a controlar que todos estén inscriptos en el registro de culto provincial y nacional, con la referencia de los sistemas de permisos y turnos” que se deben tramitar en el sistema habilitado por el gobierno provincial.

El otorgamiento de permisos con turnos se va a manejar exclusivamente mediante la web http://turnos.chaco.gob.ar/, y una vez completado el trámite los interesados podrán descargar un código QR que les permitirá armar y organizar los horarios correspondientes, teniendo en cuenta la capacidad instalada y la cantidad de solicitudes recibidas.

El ministro de Gobierno, Juan Manuel Chapo, dijo que trabajó en un plan para que “la asistencia a oficios religiosos sea ordenada y garantizando que se establezcan los protocolos sanitarios”.

“Tenemos que corregir hábitos y conductas para seguir avanzando, entendiendo que tenemos un virus que acecha, por lo que tenemos que hacer un esfuerzo entre todos”, agregó.

El gobierno chaqueño entiende que la asistencia a los templos “no se contradice con el decreto de necesidad y urgencia firmado por el presidente Alberto Fernández, ya que no se trata de reuniones sociales o fiestas privadas sino que son reuniones de carácter religioso”. (Télam)