sociedad

Las estrategias de los vecinos para llegar con la asistencia alimentaria en medio de la pandemia

Más detalles en la nota.

Por Agencia Télam

19-07-2020 02:30

Espacios que ya venían sosteniendo merenderos o comedores o instituciones culturales o deportivas que no tenían experiencia en iniciativas de asistencia alimentaria comenzaron a montar ollas populares y buscar donaciones para abastecerlas, en el marco de la pandemia de coronavirus.

Muchas de estas organizaciones confluyeron el mes pasado en la creación de la "Red de Comedores por una Alimentación Soberana", donde comparten experiencias y recursos para potenciar el alcance de sus esfuerzos contra el hambre.

Gloria, integrante de Casa Red Puentes y el Movimiento Popular La Dignidad en el partido bonaerense de San Martín afirmó que "uno de los problemas es que las personas en situación de calle que habitualmente iban a cartonear a la ciudad de Buenos Aires, o las personas que viajaban para allá a hacer changas, no lo están pudiendo hacer".

"Hay familias de cinco o más integrantes que no están pudiendo trabajar porque tres estaban trabajando en negro y los que están trabajando en blanco cobran la mitad del sueldo y no trabajan; y hay gente que no pudo cobrar el IFE", detalló.

"En la Casa Red Puentes estábamos entregando 25 viandas diarias y con la pandemia llegamos a entregar 160", ejemplificó.

Gloria subrayó que "desde la Red de Comedores la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT), articulados con el Movimiento Popular La Dignidad, pudimos organizar verdurazos en la estación de José León Suárez, conseguir ofertas de verduras para las ollas y también hay veces que nos donan calabazas, batatas y papas".

Susana Valeriani, vecina del barrio "La Loma" del partido bonaerense de Ituzaingó: "con la olla empezamos hace tres meses, cuando me pagaron con mercadería 5 meses de alquiler que me debían; nos juntamos con tres vecinos compañeros más y empezamos a hace 60 porciones en una olla de 50 litros que conseguimos".

"La idea era ayudar a algunas familias que lo necesitaban, porque con los productos que reciben en la escuela por el Servicio Alimentario Escolar no alcanza; ahora nos prestaron una olla de 100 litros pero aún así quedan muchas familias que no llegan a recibir porciones, les pudimos dar productos para que se lleven para cocinar pero varias de esas familias no tienen garrafa", agregó.

MARCHA ATRÁS: CON EL IFE SE PODRÁ COMPRAR DÓLARES. 

Juana, integrante del espacio comunitario "Luz de Esperanza" en el barrio 17 de Noviembre del partido bonaerense de Lomas de Zamora dijo que "hoy es urgente la comida, pero en nuestros barrios populares es necesario resolver también cuestiones sanitarias y sobre todo la desocupación; también es importante que sean más fuertes los operativos de desinfección y testeo".

Santiago, integrante de la "Red de Comedores por una Alimentación Soberana", dijo que "la pandemia afectó muchísimo en los barrios, si bien al principio había un resto de guita y se pudo cobrar la IFE, esa ayuda se fue diluyendo con el correr de la cuarentena; y si bien aumenta el temor a los contagios también por otra parte aumenta la demanda de asistencia alimentaria".

Santiago señaló que "se encareció muchísimo todo lo que tiene que ver con asistencia alimentaria y hoy mucho se sostiene a partir de la voluntad de vecinos e instituciones". (Télam)