sociedad

Las escuelas de la Cruz Roja Argentina celebran 100 años formando profesionales de la salud

Por Agencia Télam

08-05-2020 12:30

A 100 años de la creación de la primera escuela de enfermería de la Cruz Roja Argentina, la asociación cuenta hoy con 35 institutos superiores que capacitan a casi un tercio de los enfermeros y enfermeras del país a través de seis carreras de formación en salud.

Así lo informó la institución, que datalló que son 15.000 los alumnos por año que pasan por esas aulas y más de 200.000 los que asistieron desde sus comienzos, y que hoy continúa creciendo bajo la premisa de formar profesionales capacitados ante posibles emergencias y desastres.

La escuela de la Cruz Roja Argentina nació en mayo de 1920 con el objetivo de crear instituciones que promovieran un servicio de ayuda sanitaria y que fueran formadoras de profesionales de la salud como respuesta a crisis mundiales.

En sus inicios, la formación estaba reducida a enfermeras y sanitaristas, pero con el paso del tiempo se amplió y ahora tiene 35 institutos superiores en todo el país, con más de 1.600 docentes capacitados en las distintas materias de las especialidades: Enfermería, Hemoterapia, Instrumentación Quirúrgica, Análisis Clínicos y Laboratorio, Radiología y Diagnóstico por Imágenes y Guardavidas.

A lo largo de un siglo, unos 200.000 profesionales egresaron de sus aulas, y en los últimos 10 años ingresaron a las distintas carreras 65.000 alumnos.

Actualmente, son más de 15.000 los estudiantes que cursan las especialidades de gran salida laboral dictadas por la institución.

"Lo que hoy conocemos como institutos superiores hace un siglo se conocían como "Comité de Damas" y por lo general se formaban en torno a las parroquias", relató a Télam la licenciada Helena Capozzoli, directora nacional de Institutos Superiores.

En este sentido, detalló que "todas las mujeres que se recibían eran monjas que trabajan en los hospitales y amas de casa porque era una manera de difundir la higiene y salubridad en los hogares".

"La primera escuela que se abre fue en la casa de un miembro del comité", contó Capozzoli, quien explicó que rápidamente surgieron más en diferentes barrios hasta "llegar en un momento a tener 80 instituciones en viviendas, escuelas públicas y hospitales".

En la misma línea, explicó que la intención de formar personas con conocimientos en salud surgió a nivel mundial "en torno a las pandemias y la necesidad de preparar gente porque los servicios de salud que había en aquella época, quedaban desbordados".

La licenciada, que lleva 10 años en el cargo, enfatizó sobre la importancia de formar profesionales cuando no hay pandemias ni catástrofes, justamente para "tener gente formada en caso de necesidad".

"Nuestros alumnos siempre han participado en todas las situaciones de emergencias y hacen tareas comunitarias; desde enfermeras ayudando en comedores, rescatistas en inundaciones, asistiendo en terremotos o viajando durante días para asistir en catástrofes", afirmó la directora.

Ahora, frente al coronavirus, la institución colabora con la sede de Tecnópolis, donde se instalaron camas no hospitalarias a las que serán derivadas de hospitales de la provincia de Buenos Aires las personas en la etapa final de recuperación de la enfermedad. (Télam)