sociedad

La tormenta tropical Zeta se convirtió en huracán y se dirige hacia el Caribe mexicano

Por Agencia Télam

26-10-2020 07:00

La tormenta tropical Zeta se convirtió hoy en huracán categoría 1 mientras se acercaba al Caribe mexicano, donde podría tocar tierra en la península de Yucatán, que ya fue golpeada días atrás por huracán Delta.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC) dijo en un reporte que Zeta se encuentra a 170 km al sureste de la isla mexicana de Cozumel con vientos máximos sostenidos de 130 km/h, informó la agencia AFP.

El instituto prevé que el fenómeno se debilite a medida que se mueva sobre la Península de Yucatán -donde se ubican los populares balnearios de Cancún, Riviera Maya y Tulum- esta noche y el martes temprano.

Agregó que posteriormente se fortalecerá, a medida que se desplace sobre las aguas del Golfo de México.

El estado de Quintana Roo, donde se localizan los balnearios del Caribe mexicano, declaró la alerta naranja y ordenó la suspensión de las actividades laborales.

Las autoridades pidieron que habitantes y turistas se refugien en casa o en sus hoteles. Además, se suspendió el transporte marítimo de carga y de pasajeros en la zona norte del estado.

El gobierno también habilitó varios refugios para quienes no se sientan seguros en sus casas.

En el centro de Cancún los pobladores compraban víveres, así como madera y cinta para cubrir las ventanas, mientras que en las gasolineras, los autos hacían fila para cargar combustible.

La madrugada del 7 de octubre, el huracán Delta tocó tierra cerca de Cancún con categoría 2 (de 5) de la escala Saffir-Simpson sin dejar víctimas, sólo daños materiales.

El paso de huracanes y tormentas suponen un nuevo golpe para estos balnearios, que vieron caer de manera dramática la llegada de visitantes por la pandemia de Covid-19.

El turismo representa más de 8% del PIB de México.

La temporada de huracanes 2020 en el Atlántico está registrando un récord de actividad, puesto que Zeta es ya la 28ª tormenta. Agotados los nombres previstos para estos fenómenos, los meteorólogos comenzaron a identificarlos con el alfabeto griego. (Télam)