sociedad

La Sociedad Argentina de Pediatría advierte sobre los daños provocados por incendios forestales

Por Agencia Télam

27-08-2020 02:15

La Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) advirtió hoy sobre los daños que provoca la inhalación de humo producida por incendios forestales, sobre todo en personas mayores, embarazadas y niños, y recomendó mantener ventanas y puertas cerradas y evitar el aire acondicionado.

"El humo de los incendios forestales afecta más a los grupos de riesgo: los adultos mayores, las mujeres embarazadas, los niños (especialmente los más pequeños) y las personas con afecciones respiratorias y cardíacas preexistentes", remarcó un comunicado de la SAP, respecto a los incendios que afecta a las islas del Delta y la provincia de Córdoba.

En ese sentido, la médica pediatra Marisa Gaioli, secretaria del comité de salud infantil y ambiente de la SAP, explicó que "la vulnerabilidad de los más pequeños se debe a que tienen un organismo inmaduro, con condiciones anatómicas diferentes y que se encuentra en crecimiento y desarrollo".

"Consumen más cantidad de aire por kilo de peso y por día, respiran en forma más acelerada y su demanda de oxígeno es mayor y sus pulmones no se encuentran totalmente desarrollados; esto los coloca en una situación de mayor riesgo al respirar aire contaminado", sostuvo Gaioli.

Según los especialistas, inhalar el humo puede tener efectos inmediatos en la salud, tales como tos, dificultad para respirar, irritación en los ojos y garganta, rinorrea, bronco obstrucción, dolor de pecho, cefalea, crisis de asma, cansancio y decaimiento.

Desde el Comité de Salud Infantil y Ambiente de la SAP recomendaron una serie de medidas de prevención como prestar atención a los informes locales sobre la calidad del aire y evitar estar al aire libre o hacer deportes, cuando ocurra un incendio forestal en el área, y "si fuera necesario, permanecer en la vivienda con las puertas y ventanas cerradas".

Otra recomendación, es evitar utilizar el aire acondicionado "para evitar el intercambio con el aire exterior" y disminuir el aumento de la contaminación del aire interior: "No fume, no encienda velas, chimeneas, salamandras, no barra ni sacuda el polvo de muebles o utilice trapos mojados para limpiar".

Los especialistas indican que en caso de tener enfermedades previas, "seguir el plan para manejar los síntomas respiratorios según le haya indicado el médico o consulte al centro de salud más cercano a su domicilio si los síntomas se agravan".

"Si es imprescindible salir de su casa, y se ha declarado estado de alerta, utilice mascarillas o barbijos de protección, que en los casos de incendios forestales las apropiadas son las N95 o P100 sobre todo para aquellos que presenten enfermedades respiratorias o cardiovasculares", aseguraron.

A su vez, reforzaron el el mensaje respecto a que las mascarillas comunes de papel o tela que se utilizan para la protección de Covid-19 "no previenen de la inhalación de humo".

(Télam)