sociedad

La propuesta de clases en espacios públicos desconoce los procesos educativos, dicen gremialistas

Por Agencia Télam

16-09-2020 09:00

Gremios docentes rechazaron hoy la propuesta del Gobierno porteño para el regreso a las clases en espacios públicos a partir del 28 de septiembre para que los alumnos retomen el vínculo con sus docentes por considerar que responde a "una actitud anticuarentena" que muestra un "desconocimiento de los procesos educativos".

"Estos anuncios de los funcionarios hablan claramente del desconocimiento de los procesos educativos y de la no asunción de la responsabilidad a la que ha renunciado hace rato (el jefe de Gobierno, Horacio) Rodríguez Larreta", afirmó la secretaria general de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE-Ctera) en Capital Federal, Angélica Graciano, en declaraciones a Télam.

En el mismo sentido se pronunció la secretaria general de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini, quien dijo que se volverá a las clases presenciales en la provincia de Buenos Aires "cuando lo aconsejen las autoridades sanitarias", en el marco de la pandemia por coronavirus. "La prioridad es lo sanitario", remarcó la dirigente sindical.

"La ministra (de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña) anunció que van a dar clases en las plazas y equiparó dar clases al aire libre a tomar una cerveza en la vereda de un bar, lo que habla del desconocimiento de los procesos educativos", añadió Graciano.

"Estamos convencidos que, después de seis meses, los chicos y chicas necesitan el contacto con sus pares y sus docentes, volver a la presencialidad de forma cuidada en el espacio público", declaró la funcionaria de la Ciudad en diálogo con Radio La Red.

Ayer, el Gobierno porteño presentó una nueva propuesta al Ministerio de Educación de la Nación para el "retorno a la presencialidad" a partir del 28 de septiembre en espacios públicos como calles o plazas barriales para alumnos y alumnas que perdieron el vínculo con la escuela desde la suspensión de clases en las aulas, para quienes cursan primero y séptimo año de la escuela primaria, y el último año de la secundaria, en colegios comunes o escuelas técnicas.

La medida fue elevada por Acuña al Ministerio de Educación de la Nación luego del rechazo al programa delineado en la Ciudad para la reapertura de gabinetes informáticos en las escuelas para 6.500 estudiantes que perdieron el vínculo con la escuela.

Al rechazar la nueva propuesta oficial, Graciano recordó -además- que "desde marzo que estamos reclamando que desde el Gobierno entreguen las computadoras para los chicos que necesitan".

"Seis meses después, -añadió- Rodríguez Larreta vuelve a utilizar a los estudiantes de la Ciudad de Buenos Aires con una actitud anticuarentena y de flexibilización de todas las medidas sanitarias que se deben tomar ".

La dirigente de UTE-Ctera también criticó que "los responsables de los estudiantes de la Ciudad nunca fueron consultados de nada".

En tanto, la dirigente bonaerense Mirta Petrocini destacó que se trabaja desde hace meses junto a la Dirección General de Cultura y Educación en protocolos para cuando la situación sanitaria permita el regreso a las aulas.

En esa línea, Manuel Becerra, profesor de historia de la Ciudad de Buenos Aires, magister en historia de la UNSAM , dijo que "salir a comparar las escuelas con los bares ya te marca una postura que no tiene una mirada pedagógica sino de acomodar objetos en el espacio".

"Si se aplican este tipo de iniciativas en este contexto político, geográfico y pandémico sin consensuar con los sindicatos, es más una locura que otra cosa", continuó.

Becerra consideró que "se quiere vender esto como una movida pedagógica innovadora" pero, "así puesto, parece una salida para darle lo que piden a algunos sectores que no son los sindicatos ni las familias".

Desde otra perspectiva, algunos educadores plantearon que es momento de pensar en una alternativa a la educación a distancia para volver a las clases.

"Hay que hacer algo. No solo la ciudad de Buenos Aires sino todas las jurisdicciones tienen que pensar algo y buscar una alternativa", dijo la educadora Guillermina Tiramonti a Télam.

La investigadora del Área de Educación de Flacso manifestó su acuerdo "con la propuesta de hacer centros de conexión para aquellos chicos que no se han conectado aún con la escuela en estos cinco meses, porque son seguramente chicos que se pierden".

Tiramonti consideró que "es necesario salir a buscarlos, conectarlos y, ya que no tienen posibilidades de conectarse por internet, llevarlos a un centro para que puedan recuperar su escolaridad para mantenerlos conectados con la escuela", y consideró que "si se toman los recaudos necesarios, no hay riesgos sanitarios".

Para la directora del modelo educativo Eutopía, Luciana Alonso, la propuesta "es una opción que se suma a las alternativas ya existentes para garantizar continuidad pedagógica".

Alonso comentó a Télam que "la propuesta le otorgaría más autonomía y posibilidades a los directores para pensar otros formatos pedagógicos, según su contexto, en acuerdo con la comunidad educativa".

"Es importante continuar buscando alternativas a las diversas realidades poblacionales de la Ciudad de Buenos Aires", subrayó Alonso.

Coincide con esta mirada el titular del Centro de Políticas Públicas y especialista en Educación, Gustavo Iaies, quien dijo a Télam que la idea del retorno a la presencialidad "aborda uno de los principales problemas que tiene la cuarentena para la escuela, que es la falta de sociabilización de los chicos y el corte de la relación de los chicos con los adultos de la escuela".

"Ya veremos cuánto más o menos podremos trabajar los contenidos escolares, pero me parece que es una hermosa iniciativa para iniciar el retorno", afirmó. (Télam)