sociedad

La Pampa refuerza el aislamiento y pasa a Fase 2 en Santa Rosa por más contagios de coronavirus

Por Agencia Télam

15-10-2020 08:30

El gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, anunció hoy que la capital provincial reforzará el aislamiento obligatorio y pasará de la Fase 5 a la Fase 2 hasta el 26 de octubre, como consecuencia de un crecimiento exponencial de los casos positivos de coronavirus, según explicó en una conferencia de prensa desde el Salón de Acuerdos de la casa de gobierno.

"No es tan grande el esfuerzo que estamos pidiendo", dijo el mandatario pampeano en su mensaje que se transmitió en directo por la Televisión Pública Pampeana.

Informó que la medida comenzará a regir desde las cero de este viernes, se mantendrá hasta el 26 de octubre e implicará la prohibición de los encuentros sociales y familiares y la limitación de la circulación solo para urgencias.

Con todo, las actividades comerciales y productivas habilitadas no serán suspendidas y las familias pampeanas podrán encontrarse este domingo, como excepción, a celebrar el Día de la Madre, al tiempo que la actividad pública, tanto en el Estado provincial, en la municipalidad de Santa Rosa y el Banco de La Pampa, se mantendrá con servicios mínimos.

Por otra parte, el retorno a clases presenciales, que implicaba a 12.876 estudiantes desde el 14 de septiembre hasta el jueves 8 de octubre, quedará suspendido durante los mismos diez días.

"Queríamos compartir con ustedes la situación epidemiológica del día de la provincia de La Pampa. Hoy se procesaron 347 muestras y 91 fueron positivos. Se distribuyen en las localidades que ya tienen casos, pero la enorme mayoría corresponden a Santa Rosa, que son 58. El 79% se trata de personas que ya estaban aisladas. Esto da como resultado 271 personas contagiadas de Covid en estado activo en Santa Rosa", explicó Ziliotto, acompañado por el vicegobernador Mariano Fernández y el ministro de Salud, Mario Kohan.

"Esta última semana, hemos tenido un porcentaje mayor en la ciudad de Santa Rosa. Sumamos casi 300 casos en una semana. Eso nos obliga a tomar decisiones", ratificó el mandatario provincial y contó que el endurecimiento de las medidas de cuidado "nos dio buena respuesta en las localidades de Toay y Winifreda".

"Tenemos la esperanza y convicción de que se puede cortar la cadena de contagios y se bajará la cantidad de positivos en la ciudad de Santa Rosa", agregó. (Télam)