sociedad

La ONU presentó un grupo interdisciplinario para trabajar contra la resistencia antimicrobiana

Por Agencia Télam

20-11-2020 05:15

El uso indebido y excesivo de los antimicrobianos, como los antibióticos, en seres humanos, animales y la agricultura son los principales impulsores de la farmacorresistencia, de acuerdo con informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) citados hoy por la Organización de Naciones Unidas (ONU) en su página web al anunciar la creación de un nuevo grupo para combatir la resistencia antimicrobiana, a la que consideró “una de las amenazas más urgentes” a nivel sanitario.

El anuncio de este viernes de los directores generales de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) coincide con la Semana Mundial de la Concienciación Antimicrobiana 2020, que se celebra del 18 a 24 de noviembre, y cuenta con la participación de jefes de Estado, ministros y dirigentes del sector privado y de la sociedad civil.

El nuevo grupo aprovechará el liderazgo y la influencia de estas figuras de renombre mundial para canalizar la atención y las medidas mundiales destinadas a preservar los medicamentos antimicrobianos y evitar las desastrosas consecuencias de la resistencia a los microorganismos.

La copresidencia de la iniciativa recayó en la primera ministra de Barbados, Mia Mottley, y su par de Bangladesh, Sheikh Hasina Wazed, y la asociación se creó en respuesta a una recomendación del Grupo Interinstitucional de Coordinación sobre la Resistencia a los Antimicrobianos.

Los funcionarios calificaron el rápido aumento de la resistencia a los antimicrobianos “como una de las amenazas más urgentes del mundo para la salud humana, animal, vegetal y ambiental, que pone en peligro la seguridad alimentaria, el comercio internacional y el desarrollo económico, y socava el progreso hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

Además de estas graves consecuencias, la resistencia también provoca un aumento de los costos de la atención de la salud, los ingresos hospitalarios, el fracaso del tratamiento, las enfermedades graves y la muerte.

Ante este escenario, el director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, Qu Dongyu, destacó que ningún sector puede solucionar por sí solo esta problemática.

"Se requiere una acción colectiva para hacer frente a la amenaza de la resistencia a los antimicrobianos, a través de los diferentes sectores económicos y las fronteras de los países", destacó.

Otros de sus cometidos serán priorizar las mejores prácticas para abordar la resistencia a los antimicrobianos a nivel mundial, regional y nacional, y asesorar y abogar por el desarrollo y la aplicación de políticas y legislación que regule la importación, fabricación, distribución y el uso de medicamentos antimicrobianos de calidad en todos los sectores.

"Confío en que este grupo abogará con fuerza por la aplicación de la legislación y movilizará a las principales partes interesadas para cambiar las prácticas de uso de los antimicrobianos a fin de proteger nuestra salud y bienestar colectivos", dijo Monique Eloit, directora General de la Organización Mundial de Sanidad Animal. (Télam)