sociedad

La Justicia determinó que las cuotas de un plan de ahorro no pueden superar el 20% de un salario

Por Agencia Télam

17-06-2020 02:45

Un fallo de la Justicia determinó que las cuotas mensuales de un plan de ahorro para la compra de un automóvil cero kilómetro no podrán superar el 20% de su salario, a partir del reclamo de un usuario afectado por la suba de los pagos.

Se trata de una medida cautelar dictada por el Juzgado Civil y Comercial N°11 de La Plata, que consideró “desproporcionado” el aumento de las cuotas hechas por la empresa administradora FCA S.A. de Ahorro para Fines Determinados, y fijó este límite porcentual ante las "violaciones de derechos" y el peligro de la pérdida del vehículo que podría generar la falta de pago debido a los incrementos.

“La difícil situación que atraviesan quienes tienen un plan de ahorro es un tema que seguimos con la Defensoría desde hace tiempo. Las concesionarias aplican cláusulas abusivas contra los consumidores y los ponen ante la obligación de pagar las subas irracionales o perder lo ahorrado”, sostuvo el Defensor del Pueblo, Guido Lorenzino, quien acompañó la denuncia de un afectado por la suba en un plan de ahorro.

El usuario, oriundo de la localidad platense de Gonnet, entró en un plan de ahorro por un Fiat Argo, pero como no salió sorteado en las primeras cuotas y necesitaba el vehículo para transportar a su hija con discapacidad, decidió adjudicarlo luego de que la concesionaria le confirmara que las cuotas se mantendrían y solo debería pagar una diferencia al momento de recibir el vehículo.

Sin embargo, los pagos mensuales fueron aumentando: entre julio de 2018 y noviembre de 2019 los montos se incrementaron más del 300%, una cifra por encima de las variables económicas, como el aumento del dólar o la inflación, lo que alteró las contraprestaciones establecidas originalmente en el contrato entre el usuario y la concesionaria.

En este caso, según el fallo que cita la Defensoría, "se observó la vulneración de derechos constitucionales que protegen los intereses económicos de los consumidores, los de información adecuada y veraz, la libertad de elección, trato equitativo y digno, pero también tuvo lugar la desnaturalización de las prestaciones, abuso de posición dominante, incumplimiento contractual al haber una deslealtad en el contrato de parte de la empresa".

"No hay manera de encontrar justificativos ni argumentos que permitan sostener la razonabilidad de estos aumentos. El consumidor queda rehén de una situación en la que sigue pagando con valores totalmente desnaturalizados o deja de hacerlo y pierde el auto”, puntualizó Lorenzino. (Télam)