sociedad

La Defensora de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes defendió el etiquetado de alimentos

Por Agencia Télam

29-10-2020 04:15

La Defensora de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, Marisa Graham, afirmó que "contar con información visible y entendible forma parte de la garantía del derecho a una alimentación nutricionalmente adecuada", en referencia al proyecto sobre el etiquetado frontal de alimentos para identificar su composición que hoy se debatirá en el Senado.

"Contar con información necesaria, visible y entendible forma parte de la garantía del derecho a una alimentación nutricionalmente adecuada", dijo Graham a través de un comunicado.

La iniciativa sobre etiquetado que hoy se debatirá en la Cámara de Senadores establece la colocación de una serie de sellos frontales en los envases de alimentos con altos contenidos de sodio, azúcares, grasas saturadas, grasas totales y calorías.

La funcionaria destacó que "en este sentido el etiquetado frontal de alimentos que identifique la composición de los mismos y permita identificar rápidamente alimentos con perfil nutricional desfavorable, resulta hoy un paso importante e impostergable".

En Argentina, el 41,1% de los chicos y adolescentes tiene sobrepeso y obesidad, según datos de la Segunda Encuesta Nacional de Nutrición y Salud de 2019, precisó.

Casi la mitad de ese porcentaje -el 49,3%- tiene sobrepeso u obesidad al terminar el ciclo escolar primario independientemente del peso que tenían al haber ingresado a la escuela.

Por esa razón, sostuvo que "proteger y promover el consumo de alimentos saludables es una actividad transversal a distintas instituciones del Estado que deben involucrarse en el desafío".

"Del mismo modo, las políticas públicas no deben perder de vista que la obesidad infantil afecta a todos los niveles socioeconómicos, teniendo graves consecuencias de salud en los niños, niñas y adolescentes", indicó la funcionaria.

Y advirtió que la situación golpea "aún más en aquellas a familias de mayor vulnerabilidad, que acceden a productos ultra procesados, más baratos y de bajo valor nutricional, por lo que la posibilidad de contar con una ley de etiquetado frontal, que forma parte del debate parlamentario actual, los protege especialmente".

"Desde la Defensoría promovemos -y aportaremos también a través del monitoreo- políticas en pos de la garantía de la seguridad alimentaria, la cual implica que exista la oferta adecuada y las condiciones efectivas de acceso a alimentos saludables nutricional", abundó.

Y remarcó la importancia de "las condiciones de hábitat para resguardar la comensalidad, no solo referida a qué comen los niños, niñas y adolescentes sino también a dónde y con quién lo hacen".

Por su parte, la asesora general tutelar, Yael Bendel, explicó que "el derecho a la alimentación adecuada está consagrado en la Convención sobre los Derechos del Niño y no sólo implica el acceso a alimentos en las cantidades necesarias sino también el acceso a alimentos de calidad nutricional".

Con respecto al sistema de información vigente en nuestro país, remarcó que no funciona porque "solo un tercio de la población las lee y de ese tercio solo la mitad las entiende".

"En ese sentido radica la importancia del etiquetado frontal de alimentos ya que permite que el consumidor, sean adultos, niños o adolescentes, tengan más información sobre los productos que se ofrecen a la venta y puedan realizar opciones más saludables o acordes a sus necesidades de alimentación", añadió.

"El etiquetado frontal de alimentos garantiza el derecho a una alimentación adecuada y el derecho a la información de las personas, y es una de las estrategias para la prevención de la obesidad", concluyó. (Télam)