sociedad

La ciudad de Mendoza ayudará a 12 amas de casa que abrirán heladerías sociales

Por Agencia Télam

07-10-2020 05:30

La ciudad de Mendoza ayudará a amas de casa a instalar doce "heladerías sociales" mediante la detección de las emprendedoras adecuadas y las zonas donde instalar estos negocios inclusivos para que impacten positivamente en la solución de problemas sociales, a la vez que generen empleo y desarrollo en la comunidad.

Según se informó hoy desde la comuna, se trata de “un convenio de colaboración con la firma Grido/Helacor consistente en la apertura de 12 heladerías sociales en barrios de la Ciudad, que contribuyan a la inclusión social y habiliten nuevos mercados para públicos que antes no podían acceder a un helado de manera frecuente”.

Para ello, casi medio centenar de mujeres se presentaron como posibles emprendedoras, de las cuales la municipalidad, desde el Área de Empleo y Economía Social, ya preseleccionó a las primeras 12 postulantes cuyos perfiles se ajustan a las especificaciones del proyecto.

“Este programa está en sintonía con la Ciudad que planteamos y encaja perfecto con el modelo de Ciudad para el que estamos trabajando, con los tres ejes de desarrollo económico, inclusión social y cuidado del ambiente”, expreso el intendente Ulpiano Suárez.

A través de la economía social, se busca la integración de esas zonas más vulnerables, “en una dinámica frente a datos de pobreza que golpean duro y exigen que trabajemos ahora, no en una pospandemia”, dijo Suárez.

Entre los distintos requisitos y procesos para participar figuran las ganas de emprender y aprender, así como el uso de WhatsApp y redes sociales para poder promocionarse a través de la tecnología.

Las personas seleccionadas recibirán el freezer y el capital de trabajo (carga inicial de helado), pintura y cartelería.

La devolución del monto de la inversión se realizará en cuotas sin interés, de manera semanal durante 12 meses, a la vez que se celebrará entre la empresa y la emprendedora un contrato de franquicia y se firmará un compromiso de pago. (Télam)