sociedad

La CHA criticó manual vaticano sobre abusos de religiosos y pidió que se denuncien a la justicia

Por Agencia Télam

18-07-2020 11:15

La Comunidad Homosexual Argentina (CHA) consideró hoy que el manual del Vaticano para actuar en casos de abusos sexuales por parte de religiosos "expone sin pudor alguno el sistema enquistado en la Iglesia" de "silencio cómplice" frente a estas violaciones "que deben denunciarse en la justicia" local.

El Vaticano publicó el jueves último un manual para actuar en casos de abusos sexuales por parte de religiosos, en el que pide no desechar las denuncias anónimas de posible pederastía y aplicar la "no culpabilidad" en lugar de la "inocencia" cuando haya dudas.

Para César Cigliutti, presidente de la CHA "si una institución como el Vaticano tiene que darles un manual a sus obispos explicando cómo actuar frente a un sacerdote abusador, expone sin pudor alguno el sistema enquistado de la iglesia vaticana".

Explicar "lo que deberían ser acciones elementales frente a un abuso sexual, con expresiones como 'la presunta víctima y su familia sean tratados con dignidad y respeto', o 'adóptese la normativa civil del país' y con respecto a la víctima 'evitando que tenga contacto directo con el acusado' refleja el modo en automático de la maquinaria utilizada por la propia Iglesia frente a las violaciones de niños, niñas y adolescentes", añadió el dirigente.

En un comunicado, la CHA recordó que "históricamente denunció el silencio cómplice del Vaticano frente al abuso sexual de niños, niñas y adolescentes, que, en vez de presentar estos miles de casos ante la justicia, simplemente trasladaban al violador a otro lugar".

En ese sentido, recordó que en Argentina "hubo numerosos casos de abuso sexual a niños, niñas y adolescentes, como el ejemplo emblemático del cura Julio César Grassi, que ocuparon extensos lugares en los medios de comunicación y la respuesta de los obispos fue la complicidad y la infracción de las leyes argentinas".

Por su parte, María Laura Olivier, secretaria de la CHA, dijo que “en enero de este año, en nuestro país, las cuatro víctimas de abusos sexuales en el ex instituto religioso para niños sordos Antonio Próvolo, tuvieron que viajar con dos de sus abogados a la sede de la U en Ginebra, Suiza, para presentar un informe denunciando al Vaticano por encubrimiento de los abusos sexuales a los que fueron sometidos”.

"El Estado Vaticano y sus leyes, no tienen jurisdicción sobre el Estado argentino, por lo tanto sus integrantes están sujetos a las leyes, códigos legales de nuestro país", finalizó la G. (Télam)