sociedad

La Armada australiana comienza a evacuar a miles de afectados por los incendios

Por Agencia Télam

03-01-2020 03:15

Las fuerzas armadas de Australia evacuaron hoy por mar a un millar de personas asediadas en una playa por los incendios forestales del sudeste del país, donde se espera que la situación se agrave este fin de semana.

Está previsto que en esta operación sean rescatados 4.000 personas entre vecinos y turistas que permanecen varados desde hace días en una playa de Mallacoota, en el estado de Victoria, donde las autoridades confirmaron, este viernes, la segunda víctima mortal y reportaron al menos 28 desaparecidos.

"La evacuación de la gente y sus mascotas, en Mallacoota, se ha realizado durante el día y algunos de ellos se dirigen a Western Port en el MV Sycamore y otros en el HMAS Choules, que emprenderán rumbo esta noche a Western Port", dijo la Armada australiana desde su cuenta en la red social Twitter.

El jefe del gobierno de Victoria, Daniel Andrews, declaró el estado de desastre por un mes en las zonas asediadas por las llamas, una medida creada desde los incendios del llamado "Sábado negro" de 2009, que se cobraron la vida de 173 personas en la considerada la peor catástrofe natural de la historia moderna australiana.

"Es la primera vez que se imponen estas medidas porque nos enfrentamos a una amenaza sin precedentes a las vidas y a las propiedades en los próximos días, con mucho terreno ardiendo, calor y sequía", dijo Andrews en un comunicado levantado por la agencia EFE.

En el vecino estado de Nueva Gales del Sur, el más afectado por los incendios, miles de personas huyeron de las zonas afectadas en la costa meridional antes del sábado en medio de escenas de caos y congestión de tránsito vehicular.

En la Costa Sur del estado, los incendios se extienden a lo largo de 250 kilómetros que obligaron a las autoridades a declarar el estado de emergencia y a ordenar, principalmente a los turistas la evacuación de la zona.

Entretanto, la Policía del estado confirmó hoy la muerte de un hombre de 72 años, lo que eleva a 10 el número de fallecidos en lo que va de semana en el país, ocho de ellos en este estado donde ya se quemaron 1.365 viviendas, 449 de ellas en los primeros días de 2020.

En Nueva Gales del Sur hay 138 incendios, 74 de ellos fuera de control, de los cuales hay dos especialmente preocupantes en el oeste de la ciudad de Sídney, que en las últimas semanas se vio afectada por nubes de humo, al igual que Melbourne y Camberra.

La oleada de incendios ha hecho que arrecie el descontento con el primer ministro Scott Morrison, que hace dos semanas ya fue criticado por haberse ido de vacaciones a Hawaii en plena crisis.

En las redes sociales, se hicieron virales imágenes que muestran el enojo de vecinos de las zonas afectadas por el fuego con el mandatario.

"La gente está enfadada y si quiere dirigir su ira contra mí, es asunto suyo. No es algo que me vaya a distraer", dijo Morrison a la prensa.

Organizaciones de estudiantes universitarios tienen previstas marchas en varias ciudades del país para reclamar que se destinen más fondos a los bomberos y se adopten medidas urgentes contra el cambio climático. (Télam)