sociedad

La apertura de los templos era fundamental y nos llena de alegría, dicen asistentes a las misas

Por Agencia Télam

22-07-2020 07:45

Las iglesias católicas abrieron nuevamente sus puertas a los feligreses que asistieron hoy para participar de manera presencial a las misas que se reanudaron tras la autorización de las autoridades sanitarias de la provincia, encuentro que las autoridades religiosas consideraron que "es muy lindo" y era "fundamental", según los asistentes.

"Volver a encontrarnos con los feligreses en las misas es muy lindo y nos llena de alegría", expresó Abel Álvarez, titular de la Basílica Virgen de La Merced, al describir las sensaciones de la comunidad, luego de la ceremonia religiosa en uno de los principales templos de la provincia.

Victoria Silbeth, una de las primeras en llegar a la iglesia, le dijo a Télam que "era fundamental" la apertura de los templos ya que "no tenía sentido que estuvieran abiertos los bares llenos de gente, mientras no se permitían los oficios religiosos en las iglesias, que son tan amplias y seguras".

La joven explicó que "no es lo mismo seguir la misa por televisión que asistir personalmente a la iglesia, donde se puede comulgar", y consideró que "es muy necesaria la vida espiritual especialmente en tiempos de pandemia porque la gente tiene necesidad de rezar y asistir a misa".

Álvarez contó que recibieron muchas consultas sobre las condiciones sanitarias, tras la habilitación del Comité Operativo de Emergencia (COE) y explicó que entre las disposiciones del protocolo se exigen trapos de piso con lavandina al ingresar a los templos, el uso de barbijos, distanciamiento social, sin desplazamiento, entre otras.

"Nunca olvidemos la importancia de cuidarnos entre nosotros", recomendó el sacerdote, siguiendo la línea del arzobispo de Tucumán, monseñor Carlos Sánchez, que pidió "ser cuidadosos" en el acatamiento de esta medida.

También recomendó que las personas en riesgo y los mayores de edad "sigan participando de las celebraciones a través de los medios de comunicación y las redes sociales", modalidad que se puso en práctica al comenzar la cuarentena.

"Los pasos se fueron dando de forma progresiva con la apertura de los templos para la oración individual, después alguna celebración con poquita gente como los bautismos y casamientos y ahora este hecho de poder hacer las celebraciones de la Eucaristía", indicó Sánchez.

Para asistir a misa es necesario inscribirse previamente para establecer la cantidad de asistentes y las personas que ingresan a los templos deberán dejar asentados sus datos personales, sistema que se mantendrá hasta que se cuente con una aplicación para agilizar el trámite.

"Es una recomendación muy buena porque es la forma, si es que hay algún foco, de poder detectarlo enseguida y eso nos da serenidad", explicó el arzobispo tucumano.

Un voluntario espera a los fieles en el ingreso para recomendar que se cumplan con los pasos de higiene y se pide no manipular objetos ni imágenes, mientras que el sacerdote es el único que permanece sin tapabocas.

Los bancos fueron distanciados y se colocaron fajas en los que no deben ser utilizados para respetar el distanciamiento y aquellos que quieran comulgar deben levantar la mano para que el sacerdote vaya hasta el lugar donde se encuentra.

Al retirarse deben salir por otra puerta y si bien el protocolo establece un máximo de 20 personas por misa, se decidió que la cantidad se establezca a partir de la capacidad de casa iglesia.

"Aquí pueden asistir hasta 80 personas en cada una de las misas que se van a celebrar tres veces por día, con excepción de los domingos que serán cuatro con una duración aproximada de 30 minutos", explicó Luis Varela Acosta, responsable de comunicación de la Basílica Virgen de La Merced.

Por su parte, el rabino de la Kehilá en Tucumán, Salomón Nussbaum, le dijo a Télam que "es una situación de profunda responsabilidad ya que debemos cuidar a todas las personas que asisten a los templos, porque entendemos que muchos se volcarán a la espiritualidad para poder sobrellevar esta situación que estamos viviendo".

"También es una situación triste para las personas que no van a poder asistir a causa de su edad, situaciones personales que están viviendo a causa de esta pandemia o porque tienen temor aún de salir de sus casas", indicó el rabino.

Por ese motivo "vamos a seguir sostenieno todo lo que venimos haciendo de forma virtual", añadió.

Con respecto a los protocolos de cuidados, además de los establecidos por el COE, solicitaron a las personas que se inscriban con anterioridad para poder tener un control y se suspenderán los cantos para evitar la salivación, entre otras medidas.

El templo, ubicado en la calle piedras 980, reabrirá sus puertas para los oficios religiosos el próximo viernes, a las 20, de acuerdo a lo informado.

Roxana Diaz, de la iglesia Evangélica cuyos templos también fueron habilitados hoy, dijo sentir "mucha alegría al poder reencontrarnos con la familia", aunque aclaró que "si bien en estos últimos meses no podíamos reunirnos, las Iglesias han encontrado la forma de hacer llegar la palabra de Dios por medio de las redes sociales y acompañaron al gobierno en todas las decisiones que se tomaron para preservar la vida de todos". (Télam)