sociedad

La Amazonía brasileña registró en agosto unos 30.000 focos de incendio

Por Agencia Télam

01-09-2020 05:15

El número de incendios en la Amazonía brasileña registrados en agosto fue el segundo mayor en los últimos 10 años, según los datos divulgados hoy por el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE), superado solo en un 5 % por el del mismo periodo de 2019, cuando las imágenes de las llamas en la mayor selva tropical del planeta dieron la vuelta al mundo.

Este año las llamas atacaron casi que con la misma intensidad que en 2019 a la región amazónica de Brasil, pero el bioma más afectado del país fue el Pantanal, el mayor humedal del mundo, donde los incendios crecieron un 220 % durante el mismo período, indicó la agencia de noticias EFE.

La Amazonía brasileña registró en agosto de este año 29.307 focos de incendio, en comparación con los 30.900 que sufrió en el mismo mes de 2019, una cifra que puede variar, pues hubo problemas con el satélite el 16 de agosto, lo que llevó a que una parte de la región amazónica no fuera observada en esa fecha.

Desde el primero de enero y hasta el 31 de agosto se han contabilizado 91.130 focos de incendio en todo Brasil, un 0,7 % más que en 2019, siendo Mato Grosso (centro-oeste), el estado más afectado con un incremento del 17 % con relación al año pasado.

En Mato Grosso, estado fronterizo con Bolivia que abarca gran parte del Pantanal pero sobre el que también se extiende la Amazonía, fueron registrados 19.606 incendios en los ocho primeros meses del año.

Le siguen los estados de Pará, con 14.521 focos de incendios (+16 %); Amazonas, con 10.645 (+27 %), y Acre, con 4.44 (+18 %), los tres en la Amazonía.

Este año el fuego se ha concentrado en el centro-oeste del país, azotando con más fuerza al Pantanal, que es compartido con Bolivia y Paraguay, pero con el 56 % de su superficie en suelo brasileño.

Con los incendios de este año en Brasil, más del 10 % de esta área fue calcinada.

En este bioma los incendios han crecido un 220,8 % al pasar de 3.165 en los primeros ocho meses de 2019 a 10.153 en el mismo período de este año.

Solo en agosto se registraron 5.935 focos de incendio en el Pantanal, un 251 % más que en julio y el mayor número para este humedal desde 2005.

Ya en todo el territorio brasileño, los incendios cayeron un 2,4 % en agosto con respecto al mismo mes del año pasado.

Según expertos consultados por la agencia Efe aseguraron que el incremento de las llamas en el humedal se debe al aumento de la deforestación ilegal, que ha venido creciendo gradualmente año tras año, ocasionando una serie de cambios climáticos, como la alteración del ciclo natural de las lluvias.

Este año no hubo lluvias suficientes durante la temporada, lo que disminuyó los niveles de humedad en el Pantanal a los índices más bajos de los últimos años. (Télam)