sociedad

Justicia de Corrientes imputó a 303 personas que participar de una fiesta electrónica clandestina

Por Agencia Télam

04-08-2020 03:45

La Justicia de Corrientes imputó a 303 personas por asistir a una fiesta electrónica clandestina y violar las medidas sanitarias establecidas para evitar la propagación del coronavirus, informó hoy la fiscal que entiende en la causa.

La fiscal Correccional Nº2 de la Capital provincial, Andrea González, detalló que "hoy ingresó el sumario al Juzgado Correccional y comenzarán las citaciones a los imputados".

Seguidamente, la funcionaria judicial detalló que fueron identificadas e imputadas 303 personas, todas mayores de edad.

"Se investiga el delito por la infracción al artículo 205 del Código Penal por violar medidas sanitarias dispuestas por la autoridad competente, como lo son los decretos nacionales de Necesidad y Urgencia (DNU) y los decretos provinciales de adhesión", remarcó en declaraciones a Radio Dos.

En tanto, explicó que en el marco de la investigación, se solicitó informes a la Dirección de Catastro, a la Municipalidad y al Registro de la Propiedad Inmueble, "con el fin de determinar quién es el propietario del lugar".

Además, González señaló sobre los organizadores y asistentes del multitudinario evento, que "violaron las medidas sanitarias y deben responder ante la ley".

Respecto de las declaraciones de los imputados, consideró que posiblemente se inicien esta semana, de acuerdo "a la agenda que tenga el Juzgado" y que las 303 personas serán citadas oportunamente, de acuerdo a los protocolos establecidos por el Superior Tribunal de Justicia por la pandemia de coronavirus.

La fiesta se desarrolló el pasado sábado y se extendió hasta la madrugada del domingo, en un predio ubicado a pocos kilómetros ciudad de Corrientes, en cercanías a la Ruta 43, camino a la localidad de Santa Ana.

De acuerdo a la información derivada de la investigación, más de 300 personas se hallaban en el lugar y la Fiscalía contabilizó 100 vehículos, en medio de la prohibición de reuniones sociales por la pandemia de coronavirus.

(Télam)