sociedad

Joven qom marchó en reclamo del esclarecimiento de las muertes de su madre y hermana

Por Agencia Télam

23-09-2020 06:15

Lisette Fernández, cuya hermana de 14 años y su madre, todas integrantes de la comunidad qom del partido bonaerense de Tigre, aparecieron sin vida en el 2013 y 2014, marchó hoy para pedir el esclarecimiento de ambas muertes, detrás de las cuales, asegura, estuvo una red de trata que actuó con complicidad policial.

"La fiscal Marcela Semeria me recibió, me dijo que está investigando y que en este momento están tratando de localizar el teléfono celular de mi mamá, que desapareció, que no lo hallaron en la casa (donde la mujer fue hallada muerta en el 2014)", explicó a Télam la joven qom.

Lisette marchó hoy junto a familiares, amigos y vecinos de su madre, Nancy Fernández y de su hermana Micaela, hasta los Tribunales de Munro, para pedir el esclarecimiento de ambas muertes, que se dieron tras las denuncias de su progenitora sobre una presunta red de trata que tenía reducida a su hija.

"Mi hermana no se suicidó; mi mamá no sufrió una muerte natural, fueron dos femicidios", insiste Lisette y no duda de que "una red de trata las mató".

Hasta 2017-cuando falleció- era su abuelo Eugenio, un hombre reconocido como cacique por los integrantes de la comunidad Yechtakay asentada en Tigre desde 1960, quien llevaba el reclamo legal que ahora promueve Lisette, de 19 años, que aún no tiene abogado y marchó hoy a los tribunales para pedir el acceso a las causas.

"Logré que me dieran copia del expediente de mi mamá", contó la joven, aún impactada porque debió ver las fotos de su madre muerta que contiene el expediente.

Con un hilo de voz dijo: "Me dolió mucho ver esas fotos, pero a la vez es mi fuerza, esa tristeza y esa bronca que me da la injusticia también es lo que me empuja a pelear".

"La fiscal me trató muy bien y me explicó todo lo que le pregunté y quedamos en que después de ver el expediente yo le avise a ella y coordinamos una reunión para trabajar juntas en la investigación", relató.

"Yo le dije que quiero saber todo lo que se haga", agregó.

En 2013, Micaela, de 14 años, desapareció y su mamá Nancy fue a la comisaría sexta a denunciar pero "la trataron de loca, le dijeron que mi hermana se había ido porque quería, algo que escandalizó a mi mamá que les decía que mi hermana tenía apenas 14 años", relató.

Micaela reapareció golpeada, con cortes en la cara y el pelo cortado de manera "brutal".

"Estaba asustada. La amenazaron. Contó que la había llevado el 'Pato' Cenizo a una casa, donde le llevaban hombres, que le hacían cosas que no te puedo contar", compartió.

Cenizo y su hermano, Hugo, fueron detenidos en agosto del 2014, en un operativo conjunto entre el municipio de Tigre y la fiscalía de Drogas Ilícitas, acusados de "venta de drogas y tenencia de armas de fuego", pero Lisette no sabe si siguen detenidos.

Nancy fue a la comisaría pero no le hicieron caso; por el contrario, un grupo de policías la llevó detenida a la comisaría sexta de Tigre y le aplicaron allí una feroz golpiza mientras le decían :´india de mierda, callate la boca´, contó la joven.

En febrero de 2013, le avisaron a Nancy que su hija se había suicidado, algo que nunca creyó y comenzó a marchar pidiendo justicia.

Temerosa que pudieran hacerle algo a Lisette, en ese entonces de 12 años, su mamá la envió a casa de una hermana.

El 2 de mayo de 2014, Nancy apareció muerta en su casa "semidesnuda y con signos de asfixia", dijo su hija.

"Mi abuelo Eugenio se presentó como particular damnificado, pero murió en el 2017 cuando yo todavía era menor de edad. Ahora quiero quiero justicia, no tengo dudas que las muertes de mi mamá y mi hermana fueron dos femicidios y que hubo atrás una red de trata y complicidad de la policía", afirmó la joven. (Télam)