sociedad

Investigan si una red de tráfico de menores en Paraguay operaba a través de una clínica inhabilitada

Por Agencia Télam

03-01-2020 03:00

La Fiscalía paraguaya allanó hoy una clínica privada en la localidad de Fernando de la Mora, a unos 10 kilómetros de Asunción, debido a una investigación que se sigue por un supuesto caso de adopción ilegal que conllevaría a una "red de tráfico de menores", se informó.

El allanamiento del centro asistencial, suspendido desde agosto de 2018 y sin habilitación, se produjo al detectar que una bebé rescatada el 31 de diciembre último tras una adopción irregular había nacido en ese sanatorio.

La fiscal del caso, Ruth Benítez, señaló a la prensa que las pesquisas "recién comienzan" y no descartó "la existencia de una red de tráfico de menores".

Benítez habló de un "concurso de delitos", ya que en el lugar se violaban "varias disposiciones legales: violación a las reglas de adopción, trafico de menores, violación de la patria potestad", reportó la agencia EFE.

La fiscal constató que el sanatorio, en el que se seguían practicando intervenciones quirúrgicas, no estaba habilitado por el Ministerio de Salud paraguayo.

También añadió que en el lugar se encontraron "medicamentos anestésicos que deberían estar refrigerados" y, sin embargo, se encontraron dentro de una mochila.

El Ministerio Público allanó el centro sanitario como parte de las investigaciones sobre una supuesta adopción irregular de una bebé, hija de una adolescente de 17 años.

Benítez confirmó que la joven había dado a luz en la clínica allanada, a pesar de que no existían "certificados de nacidos vivos en este lugar".

"No existe nacido vivo, no existen documentaciones a consecuencia de que este lugar no está habilitado. No podemos descartar que la recién nacida encontrada en el domicilio el 31 de diciembre estaba en carácter de tránsito (...). No había cuna, no había ropa de bebé, no había nada...", dijo la fiscal.

Los primeros datos de la investigación apuntan a que la joven dio a luz en esta clínica privada de Fernando de la Mora, atendida por una obstetra y la jefa de la menor, quien entregó la niña a una conocida. (Télam)