sociedad

Infectólogos piden más responsabilidad individual y son cautos sobre volver a cuarentena restringida

Por Agencia Télam

13-06-2020 04:00

Por Eurídice Ferrara y Julio Mosle.


Frente al aumento sostenido de casos de coronavirus concentrados en el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA), infectólogos señalaron hoy a Télam que el sistema sanitario está bien ya que "57% de las camas de terapia intensiva del país están disponibles" y se mostraron cautos sobre la posibilidad de volver a una cuarentena más restringida aunque apelaron a la responsabilidad de las personas para cumplir con el aislamiento indicado en su área de residencia.

"Pensaría tres veces antes de volver a la fase 1 del aislamiento, primero hay que intentar que la gente cumpla la cuarentena y sea responsable en ciertas cosas como no hacer reuniones en lugares cerrados porque están más de 15 minutos sin distanciamiento social, entran en contacto estrecho y el barbijo solo no sirve", dijo el médico infectólogo Eduardo López que integra los comités asesores de los Gobiernos nacional y porteño.

Tras remarcar que se está cumpliendo una cuarentena irregular, López solicitó "cierto grado de madurez" y aseguró que "si esto sigue evolucionando de esta manera, después de julio va a empezar a aminorar la curva de contagios, que ahora está en ascenso".

Por su parte, Carlota Russ, pediatra infectóloga de la Fundación Hospitalaria y quien también forma parte del comité oficial Covid-19 que asesora al presidente Alberto Fernández, desestimó por el momento la posibilidad de volver a la fase 1 del aislamiento.

"Creo que hay que ajustar en el tema transporte y no hacer más reuniones porque estamos caminando en una cornisa; el número de casos aumenta, pero tenemos el sistema sanitario disponible y el porcentaje de letalidad por debajo del 2,7", admitió Russ.

La pediatra, que también integra el comité de Infectología de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), aseguró que será un signo de alerta si "no podemos controlar la ocupación de camas de terapia intensiva y ahí sí hay que pensar en la cuarentena como la única posibilidad, lo que sería muy traumático para todos".

Respecto al estado del sistema de salud público, ambos especialistas coincidieron en un buen diagnóstico ante los datos actuales de casos de coronavirus.

"Es un excelente pronóstico tener hasta ayer un 43% de las camas de terapia intensiva por todas las patologías, no solo Covid-19, lo que implica un 57% de camas disponibles para toda la Argentina", destacó López.

El médico precisó que en la ciudad de Buenos Aires ese porcentaje de ocupación al día de hoy es del 35% y de un 46% en la provincia de Buenos Aires.

Además, remarcó que otra buena noticia es que la mayoría de los contagios que ocurren en los barrios populares corresponden a "gente joven, una media de 34 años, con muy bajo índice de mortalidad y, en su mayoría, lo cursan como una enfermedad benigna sin necesidad de internación".

Respecto a las medidas de mayor flexibilidad autorizadas por el Gobierno porteño como salir a caminar o correr por las noches, que se sumaron a las salidas recreativas de los niños y la apertura de comercios de cercanía, los infectólogos mostraron cierto optimismo aunque solicitaron mejoras.

"Fue una medida muy pedida por la gente y medios de comunicación y el Gobierno porteño analizó su viabilidad y creo que los negocios de cercanía no implican un riesgo en la medida que no haya aglomeraciones", dijo López, tras precisar que "lo prudente es entrar de a uno, mantener distancia entre cliente y vendedor y barbijo; así el riesgo es muy bajo".

En tanto, Russ consideró que "es un balance que falta cerrar y lo haremos a principios de la próxima semana" porque "sabíamos que iba a suceder una curva ascendente, porque significa más casos testeados y aislados".

"En el AMBA hay mucha preocupación de comerciantes y las decisiones está dentro de lo que se podía hacer; respecto a las actividades de los chicos estoy totalmente de acuerdo que deben continuar, no creo que haya habido excesos y ellos precisan salir y está muy bueno", agregó.

En cambio, con respecto a las personas adultas que hicieron running por la noche en la Ciudad y las reuniones sociales que se realizaron violando la cuarentena en algunas provincias, refirió que "hace falta más conciencia de que esta es una enfermedad muy dura y hay que educar más".

"Nos preocupa, pero no hay que juzgarlo tan apresuradamente porque la gente está cansada y desesperada por tantos días de aislamiento", opinó.

En cuanto al aumento sostenido de casos de las últimas dos semanas focalizados en la Ciudad y el conurbano bonaerense, los especialistas coincidieron en que se debió al aumento de testeos por el Programa DetectAr.

Lautaro De Vedia, ex presidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), sostuvo en diálogo con Télam que "una de las explicaciones para el aumento de casos es que se están haciendo más testeos, particularmente en la provincia de Buenos Aires" y desestimó la posibilidad de "que haya que modificar sustancialmente los términos de la cuarentena, por el momento".

"Hay que mantener la calma e ir ajustando de acuerdo a la realidad de cada uno de los distritos, para ir liberando paulatinamente lo que se puede y volver a condiciones más estrictas donde haga falta, como en el AMBA", completó.

Por su parte, Liliana Clara, médica honoraria del hospital Italiano y también ex presidenta de la SADI, señaló que es "es necesario trabajar multidisciplinariamente estudiando cada escenario y cada barrio, ver cómo viaja la gente al trabajo y cómo mejoras la ventilación, la alimentación e higiene en lugares de trabajo y hogares".

Por su parte, Jorge Cardoso, médico cirujano del Instituto Roffo, indicó que "la proyección a corto plazo, si nada cambiase, indicaría al menos hasta mediados de julio que los pacientes críticos por la Covid-19 podrían ser asistidos y por consiguiente el número de fallecidos seguiría siendo bien inferior al número desesperante al que se llegó en Europa. Para eso deberían mantenerse las mismas condiciones que tuvimos hasta el momento". (Télam)