sociedad

Imputaron por homicidio culposo al camionero y al conductor del auto por el accidente en Quilmes

Por Agencia Télam

26-07-2019 06:45

La justicia imputó por el delito de homicidio culposo agravado por conducción imprudente tanto al camionero que dejó mal estacionado su camión en Quilmes como al joven responsable del auto que lo chocó, en el que iban las tres chicas que murieron, informaron hoy fuentes judiciales.

Voceros de la UFI 9, a cargo de la fiscal Claudia Vara y perteneciente al Departamento Judicial de Quilmes, informaron hoy a Télam que los imputados son Damián Esteban Bubbalo, chofer de TCEC Servicios, y Yamil Bejarano, quien manejaba el Peugeot 207 de color blanco que se incrustó contra el camión.

El accidente ocurrió ayer, cerca de las 5.30, cuando el Peugeot conducido por Bejarano, de 23 años, embistió la parte trasera del camión Mercedes Benz, que estaba mal estacionado.

En el choque murieron las tres jóvenes que acompañaban a Bejarano: su novia Carolina Ayelén Claros, de 22 años, y las hermanas Estefanía y Camila Capcha, de 18 y 16 años, respectivamente.

El chofer del camión, detenido desde ayer, se negó a declarar y sus abogados pidieron la eximición de prisión.

La prisión preventiva también fue dictada contra Bejarano, el único sobreviviente, quien está internado en el Hospital Iriarte en estado crítico.

De acuerdo con lo que pudo saber Télam, la fiscalía no descarta ninguna posibilidad, ya que el camión estaba estacionado sobre la calle Centenario entre 401 Bis y Brasil, ocupando toda la calzada.

Según fuentes de la investigación, Bejarano no tuvo otra opción más que realizar una maniobra prohibida para intentar esquivarlo y desviarse hacia la mano contraria.

De todos modos, la fiscalía también trabaja sobre los videos que circularon en redes sociales en los que se muestra a Bejarano bebiendo alcohol la misma noche del accidente.

Hasta ahora, siempre según las fuentes, no habían recibido los resultados de los análisis de sangre.

El director del Hospital, Juan Manuel Fragomeno, informó hoy a Télam que la salud de Bejarano mostró "mejorías" y que el joven "está estable".

"El paciente fue trasladado de la Unidad de Atención a Pacientes Críticos a la sala de terapia, y pudimos retirar las drogas vasoactivas porque su presión sanguínea está estable", dijo el médico.

Y agregó: "Estamos contentos con la evolución del paciente en las últimas 24 horas".

El joven ingresó en el hospital ayer a las 6.15, estaba inconsciente y presentaba traumatismo de cráneo y otras lesiones que ponían en riesgo su vida; por la tarde fue operado en el abdomen y los médicos consiguieron solucionar lesiones en el hígado y el bazo.

Las tres jóvenes que murieron en el accidente fueron veladas esta mañana en una sala situada en la esquina de Callao y Casanelli, en la localidad de Ezpeleta, y cerca de las 14 sus cuerpos fueron llevados al cementerio para ser inhumados.

Al velatorio asistieron decenas de personas, entre familiares y amigos, que colmaron la vereda y la calle de la casa de sepelios.

"No podemos creer lo que pasó", dijeron a Télam amigos de Carolina, quien era novia de Yamil Bejarano, cuando salían los tres vehículos que llevaban los ataúdes.

Fabián Ábalo, tío de Bejarano, había dicho más temprano que los jóvenes "volvían de un baile" cuando chocaron contra el camión.

El día del accidente, Ábalo afirmó, en diálogo con la prensa, que "lo que sabemos hasta ahora es lo que muestran las cámaras: mi sobrino venía bien por su mano y de repente se le cruzan tres autos que lo venían encandilando de frente y se come al camión que estaba mal parado". (Télam)