sociedad

Imputarán al propietario de un inquilinato por la muerte de dos mujeres por monóxido de carbono

Por Agencia Télam

13-11-2020 04:45

El propietario de un inquilinato de la ciudad de Salta será imputado la próxima semana por el fiscal que investiga la muerte de una mujer y su hija adolescente, cuyos cuerpos fueron hallados en mayo pasado, luego de sufrir una intoxicación por monóxido de carbono debido a las conexiones clandestinas de gas.

Fuentes del Ministerio Público de Salta informaron que el fiscal penal 3 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Gustavo Torres Rubelt, abrió el decreto de imputación por el delito de homicidio culposo para el propietario de este inquilinato, ubicado en la calle San Luis al 400, de la ciudad de Salta.

Torres Rubelt investiga la muerte de Lilia Ángélica Pawly, de 37 años, y de su hija Delfina Luz Anita Pawly, de 13, ocurrida en mayo en el interior del inmueble.

La audiencia de imputación se concretará la semana próxima, en sede fiscal, tras comprobarse que en el inmueble donde murieron estas dos personas las instalaciones de la red de gas eran clandestinas y no cumplían con las normas de seguridad mínimas.

El hecho fue descubierto el 17 de mayo, debido a los olores nauseabundos que reportaron otros habitantes del inquilinato, que provenían de la habitación en la que estaban madre e hija, que permanecía cerrada, y donde fueron encontrados sus cuerpos sin vida.

El informe de la autopsia reveló que ambas fallecieron el 15 de mayo, por intoxicación por monóxido de carbono.

Al momento del hallazgo de los cuerpos y ante la presunción de que la muerte se podría haber producido por un escape de gas, se dio intervención a la empresa Gasnor y áreas específicas de la Policía de la Provincia de Salta para determinar cómo se produjo el fallecimiento de ambas mujeres.

Con el resultado de las tareas investigativas, se pudo determinar que las víctimas ocupaban una habitación con dos ambientes, donde había una cocina, un calefón y una estufa conectadas a la red de gas natural y que las conexiones internas eran precarias y sin autorización de la empresa prestataria.

(Télam)