sociedad

Impedir el pastoreo de ganado y evitar especies exóticas, claves para reconstruir terrenos quemados

Por Agencia Télam

09-09-2020 03:15

Impedir el pastoreo del ganado, evitar la propagación de especies exóticas y proteger al suelo de la erosión son las claves para recuperar los terrenos quemados tras los incendios forestales que azotaron a 11 provincias en las últimas semanas y que tuvieron en un 95% causas humanas, indicaron hoy especialistas.

El fuego afectó a las provincias de Catamarca, La Rioja, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Corrientes, Buenos Aires, La Pampa, San Luis, Santiago del Estero y Misiones, según los reportes que emite diariamente el Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF).

En las islas del Delta de Paraná, comprendidas entre Santa Fe y Entre Ríos, la superficie afectada por el fuego fue de 198.863,25 hectáreas, mientras que desde las últimas dos semanas de agosto en Córdoba los fuegos arrasaron más de 45.000 hectáreas en el oeste y norte de la provincia.

"Los incendios fueron de muy alta gravedad. Hay que evaluar cada terreno quemado y hacer una planificación concreta. El primer error fue no haber prevenido esto que sucedió", dijo hoy a Télam Lucila Castro, bióloga y directora de la ONG Natura International.

Melisa Giorgis, investigadora del Conicet y del Instituto Multidisciplinario de Biología Vegetal (IMBIV) de Córdoba, explicó a su vez que "los focos fueron muy shockeantes y la gravedad depende del ecosistema donde sucedieron. Estos fuegos tiene un origen humano, entonces hay ecosistemas que tienen formas propias de recuperación y otros que no".

En sus reportes diarios, el SNMF dio precisiones sobre los impactos ambientales del fuego sobre el medio biológico.

"El fuego genera una alteración significativa en el sistema natural que provoca la pérdida de biomasa, estructura vegetal, fragmentación de hábitats y pérdida de especies endémicas de la región. Se ven afectados los servicios ecosistémicos que brindan los distintos ambientes, como los valiosos servicios que aportan humedales y bosques", aseguró el SMNF.

Por su parte, las especialistas explicaron que tras el fuego se debe impedir el pastoreo del ganado, evitar la propagación de especies exóticas y proteger al suelo de la erosión para recuperar lo perdido.

"Si queremos que el ecosistema se recubra de bosques tenemos que lograr disminuir su carga ganadera para que no consuma los rebrotes y bregar para que no se vuelvan a quemar en los próximos años", aseguró Giorgis.

La investigadora del Conicet agregó que "también debemos cuidar las especies de plantas exóticas invasoras porque tienen más tasa de reproducción, entonces puede que se forme un bosque de especies invasoras".

"Hay arboles de 40 años que se quemaron. El bosque nativo es muy resiliente, necesita tiempo y eso es lo que no le dan las especies exóticas", afirmó por su parte Castro, quien añadió que no es una solución "salir a reforestar y plantar árbol en la zonas quemadas".

La bióloga al mando de Natura International aclaró al respecto que "hay que generar fajas de retención de suelo, con arbustos y ramas en el terreno, para que entonces cuando llueva no lave todo el suelo. Hay cuidar el suelo quemado aunque parece todo muerto; la capacidad de regeneración de nuestros bosques es altísima, las raíces siguen vivas y vuelven a rebrotar".

"Los pastizales una vez quemados a los 3 o 5 años se recuperan, en cambio el bosque es muy difícil que vuelva, pueden tardar varias décadas", indicó Giorgis.

Desde el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible explicaron a Télam que "mediante un diagnóstico de la severidad con la que se vieron afectados los distintos ecosistemas por los recientes incendios es posible diseñar un plan de restauración".

"Las provincias son las responsables de diseñar y definir un plan de restauración en el marco de la implementación de la ley de bosques en la jurisdicción. Se pondrá a disposición la información generada por el sistema de monitoreo para que pueda ser utilizada como base para la restauración de los bosques nativos", precisaron desde la cartera que conduce Juan Cabandié.

En tanto, el SMNF explicó que el 95% de los incendios forestales fueron producidos por intervenciones humanas y dijo que las principales causas fueron la preparación de áreas de pastoreo con fuego, fogatas y colillas de cigarrillos mal apagadas, además del abandono de tierras.

"Es necesario reflexionar sobre qué estamos haciendo como sociedad y como sector productivo. El sector agropecuario es fundamental para el país, pero es necesario encarar un desarrollo sostenible. Tenemos que pensar qué futuro estamos construyendo, no solamente para el presente, sino también para las próximas generaciones", aseguraron desde la cartera ambiental. (Télam)