sociedad

Hasta que venga la vacuna no podremos estar tranquilos con el coronavirus, dijo Kicillof

Por Agencia Télam

24-08-2020 01:00

El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, aseguró hoy que "no podremos estar tranquilos" hasta que llegue una vacuna contra el coronavirus a pesar de que se detuvo el crecimiento acelerado de ocupación en terapia intensiva.

"El número de las camas de terapia intensiva ocupadas lo tenemos bastante estable hace 15 días. Se detuvo lo que venía siendo un crecimiento acelerado de ocupación de camas de terapia intensiva", dijo el gobernador en declaraciones efectuadas hoy a El Destape Radio.

Agregó que "está cambiando la dinámica de los contagios" y que el virus se empieza "a desplazar al interior de la provincia".

"Hay zonas que estaban libres de coronavirus ahora empiezan a ponerse más intensas y se empieza a estabilizar en las zonas originarias de contagio pero empieza a aparecer en otras donde había pequeños focos", explicó el gobernador al describir la situación sanitaria.

Comentó en relación al coronavirus que "nadie en todo el planeta ha logrado hacerlo desaparecer y en muchos lugares se vuelve para atrás".

"Entramos en la época de los protocolos para todo si queremos evitar los contagios", dijo, aunque reconoció: "Hasta que venga la vacuna no podremos estar tranquilos con el coronavirus".

El mandatario provincial indicó que cuando asumió como gobernador, había 883 camas de terapia intensiva y hoy hay 1.100 ocupadas. "Si no hubiéramos hecho nada ya estaríamos desbordados", subrayó tras comentar que se sumaron respiradores, y camas pero también trabajadores de la salud.

"Los anticuarentena tienen que explicar cómo estaríamos si no hubiéramos hecho nada y nos hubiéramos quedado con lo que dejó el gobierno anterior", dijo y enumeró que son en la provincia, 17 millones de habitantes, con 13 millones en el conurbano y 4 millones del interior.

"Todavía hay municipios donde no hubo contagios. No es casualidad", remarcó tras subrayar que se tomaron "medidas heterogéneas por las distintas realidades de la provincia".

Al ser consultado sobre la situación económica, Kicillof dijo que "siempre se priorizó el trabajo y la producción en la provincia" y que "las esenciales no cerraron nunca".

"Esta no es una crisis financiera, de sobreproducción o de comercio, tiene que ver con un parate de la economía porque el único medio para impedir contagios es quedarse en casa", precisó.

En relación a un escenario de pospandemia, dijo que "no se conoce cómo va a ser la salida del coronavirus. Pero si vemos que la economía está quieta por un factor externo".

"Tengo una mirada positiva de cómo vamos a volver cuando esté la vacuna. Hay que preparar la pospandemia", apuntó.

En ese sentido, dijo que el gobierno nacional y provincial están preparando una serie de decisiones para ayudar "a lo que quedó dañado, a los profesionales, a los emprendedores para que puedan rápidamente reintegrarse a la actividad cuando aparezca la demanda".

"Hoy estamos en una situación de sostenimiento para que el mal no sea mayor durante el coronavirus, si esto es algo que se paró, el Estado debe empujar", completó. (Télam)