sociedad

Grupos pro vida piden a Urtubey que derogue el protocolo de aborto no punible en Salta

Por Agencia Télam

28-12-2018 05:00

Un grupo de personas nucleadas en organizaciones pro vida se reunió hoy, frente al Hospital Público Materno Infantil de Salta (HPMI), para solicitarle al gobernador Juan Manuel Urtubey la derogación de la adhesión al protocolo nacional de aborto no punible.

“La vida de un niño por nacer es todo. El embarazo es una bendición y no un problema de salud, como lo quieren plantear”, dijo el diputado nacional de Salta Somos Todos, Alfredo Olmedo, quien participó de la manifestación que este mediodía se desarrolló frente al HPMI, en la capital salteña.

Se trató de una convocatoria de organizaciones pro vida, que se realizó a través de las redes sociales, para solicitar a Urtubey que derogue la adhesión que en mayo pasado hizo Salta al protocolo nacional de aborto no punible.

Poco más de un centenar de personas se manifestaron frente al hospital, con pancartas y banderas, y con una batucada, y obligaron a cortar la calle, mientras que en un pequeño escenario hicieron uso de la palabra algunos referentes.

Allí, Olmedo sostuvo “como próximo presidente de la Nación, voy a derogar el decreto del protocolo de aborto no punible, y entonces la provincia de Salta no va a tener a qué adherirse”.

Luego, expresó el total respeto a los médicos “a los que les obligan a matar a un niño por nacer”, lo que consideró que es “un crimen de lesa humanidad”.

“Cuantas veces me tenga que quedar solo, defendiendo la vida, lo voy a hacer, porque una Argentina sin valores no es soberana”, concluyó el legislador.

A su turno, Alicia Cisneros, del grupo pro vida Centinela, explicó que la manifestación responde a un pedido expreso al gobernador, por el decreto de adhesión al protocolo de aborto no punible, el día 28 de diciembre, que se recuerda el martirio de los niños inocentes por el nacimiento de Jesucristo.

“Lo traemos a colación porque eso es igual a los abortos que se están practicando en Salta”, manifestó Cisneros, quien agregó “le proponemos al gobernador que convoque a las organizaciones pro vida, porque hay recursos y buena voluntad para atender cada caso en situación de vulnerabilidad.

El gobierno de Salta adhirió, en mayo pasado, al Protocolo para la Atención Integral de las Personas con Derecho a la Interrupción Legal del Embarazo, elaborado por el gobierno nacional en 2015, y mediante esta norma se reemplazó un protocolo anterior en la provincia, del año 2012, que fijaba un tope de 12 semanas para acceder al procedimiento, entre otras cuestiones. (Télam)