sociedad

González García se mostró conforme con la promulgación parcial de la ley de fibrosis quística

Por Agencia Télam

11-08-2020 02:45

El ministro de Salud, Ginés González García, mostró hoy su conformidad con la promulgación parcial de la la ley sobre fibrosis quística y aseguró que de esa manera los pacientes no estarán "obligados" a pagar el precio de la marca que indica el médico.

"Había un artículo que obligaba a que el médico dijera la marca de un medicamento y que eso no se pudiera cambiar. Eso está en contra de la política argentina de hace muchos años", sostuvo el funcionario en referencia a la ley de medicamentos genéricos sancionada en 2002.

En declaraciones a Radio 10, el ministro opinó que en el caso de la ley que declara de "interés nacional" la lucha contra la enfermedad de fibrosis quística, el proyecto aprobado en el Congreso "obliga a un paciente no a que tenga que elegir un medicamento sino a pagar un precio, si usted prescribe una marca está vendiendo un precio".

Según González García, de esta manera, el costo de los medicamentos podría pasar de 300.000 dólares al año a 80.000. Y explicó que eso ocurre "cuando usted tiene un medicamento que no tiene patentes, que es de producción local y es mucho más barata que la de un laboratorio extranjero".

El ministro se mostró conforme con la promulgación de la norma y aseguró que "siempre dijimos que es una gran ley, que el objetivo era buenísimo pero la ley en algunos aspectos no nos gustaba. Y eso hizo que ayer, en la promulgación, se hiciera un pequeño veto parcial pero muy importante".

En el decreto de promulgación se incluye un criterio de equidad para que en los tratamientos tenga participación el rubro farmacéutico de los denominados "medicamentos genéricos".

Durante el debate en comisión en la Cámara Alta, González García se había mostrado en contra de varios aspectos del proyecto de ley. Hoy, el ministro aclaró que "nunca hubo contradicción, siempre quisimos proteger a las familias que tienen un chico con esa enfermedad, que es una enfermedad muy dura". Y explicó que su objeción era en torno a un artículo que permitía a los médicos a determinar la marca de los medicamentos.

"Fue una ley muy irregular", enfatizó, y se quejó porque "no pasó por comisión en Diputados, no tuvo ningún análisis, está en contra de leyes anteriores y es lo que tratamos de subsanar cuando estuvimos con los senadores".

Por eso, aseguró que la promulgación parcial sirvió para que la ley se aprobara rápidamente pero al mismo tiempo permitiera la posibilidad recetar medicamentos genéricos. "El Presidente y la Vicepresidenta decidieron que este era el camino mas rápido, porque si se modificaba en el Senado tenía que volver a Diputados y había mucha ansiedad de las familias", remarcó.

(Télam)