sociedad

Golombek: La formación profesional en escuelas técnicas nos va a ayudar a salir en la pospandemia

Por Agencia Télam

25-07-2020 02:45

La formación profesional de alumnos en las escuelas técnicas "nos ayudará a salir del atolladero económico y social" en la pospandemia, dijo el director del Instituto Nacional de Educación Técnica (ET), Diego Golombek, quien planteó la necesidad de "una articulación con la industria" y un incremento de la matrícula en esa área.

Durante la presentación del informe "Radiografía de la Educación Técnica Profesional" que realizó hace unos días la Unión Industrial Argentina (UIA), Golombek destacó que la formación profesional "será la herramienta más poderosa que nos va a permitir muy rápidamente reinsertarnos en un mundo que tendrá una perspectiva diferente" tras la pandemia de coronavirus.

"Esto lo tenemos que empezar a planificar ahora con todas las provincias en una mesa federal, nadie sabe la magnitud de las consecuencias sanitarias, económicas y sociales que tendremos, pero esto se va acotar en algún momento", destacó el biólogo y profesor universitario.

De acuerdo a los últimos datos del Ministerio de Educación reflejados en el informe de la UIA, los institutos de formación profesional reúnen a 317.284 estudiantes en todo el país, más de la mitad concentrados en la provincia de Buenos Aires, que cuenta con 160.274 alumnos.

Pero la matrícula total de quienes siguen carreras técnicas es de 1.137.679 estudiantes, lo que representa "el 18% de la matrícula total de alumnos en la Argentina", precisó Golombek, y aseguró que "esto no debe ser así".

"En Chile por ejemplo el 46,3% son alumnos técnicos, en Costa Rica el 54% y en Paraguay 43%. En promedio en América Latina más de la mitad de la matrícula de alumnos son de secundaria técnica, por lo que tenemos muchísima tarea que hacer" en este sentido, aseguró el funcionario.

Asimismo, indicó que al margen de estos datos objetivos "la formación técnica en la Argentina sigue capas geológicas que vienen desde la puesta en marcha del Conet, a mediados del siglo pasado" y sostuvo que "los alumnos tienen que salir preparados hacia un mundo tecnológico que será aceleradamente cambiante durante los próximos cinco o diez años".

En este sentido, apuntó que "el sistema de educación técnica funciona muy bien, tenemos excelentes docentes y alumnos que salen muy bien formados, pero esta muy atomizado, con la región centro dominando".

"Nos falta una mayor integración entre la secundaria técnica, la formación profesional y la enseñanza superior técnica", dijo Golombek, quien apuntó en ese camino a un acercamiento hacia las industrias y el mundo del trabajo.

El director del ET explicó en su presentación que "la industria nos tiene que decir que recursos humanos necesita y va a querer de acá a cinco o diez años" y destacó que "esto era algo que estaba ausente en el diálogo político", al presentar los objetivos del instituto que busca centrarse en las orientaciones que deben tener los técnicos superiores.

Golombek dijo que recuperar el Consejo Nacional para la Educación, el Trabajo y la Producción, con representación de todas las provincias para determinar las cargas horarias y las orientaciones, "es un norte en nuestra gestión, que nos permitirá salir de esta situación heredada que tiene que ver con una quietud de muchos años".

El presupuesto para la educación técnica profesional que fijó la ley de financiamiento dictada en 2005 es de 0,2% del presupuesto educativo.

"Ahora estamos en un 0,08%, menos de la mitad que nos corresponde por ley, pero aún así el sistema está bastante sólido en la escuela secundaria técnica, que es la columna vertebral en términos cuantitativos", aseguró.

Sobre este punto, la intención del ET es "balancear" la matrícula entre los tres tipos de formación existentes, secundaria técnica, superior técnica y formación profesional.

En la secundaria técnica cursan 661.451 alumnos, la superior tiene 158.944 y la formación profesional 317.284, de acuerdo a los datos del Ministerio de Educación.

"La más dejada de lado respecto a los números es la educación superior técnica; hay muchas menos instituciones y matrícula y hay menos idea hacia dónde va, y eso es preocupante ya que la gran mayoría de los alumnos van hacia el mundo de la administración y la gestión o de la salud", destacó el funcionario.

,Y agregó. "Es muy necesario tener técnicos superiores en administración o de salud, pero debemos enmarcar esta enseñanza dentro de la matriz productiva del país, y de acuerdo a nuestros objetivos, tenemos que centrarnos en la enseñanza superior, en la velocidad de cambio que tiene y desde allí formular las orientaciones que la industria necesita".

Para Golmbek "Argentina sigue siendo un productor de bienes primarios, pero esto no quiere decir que no podamos agregar mucha tecnología para lo cual tenemos los técnicos".

"La tecnicatura superior en biotecnología, en robótica, en ciencia de datos, en nanotecnología, entre otras, deberían ser las que nos garanticen que una empresa que quiera convertirse hacia la tercera y eventualmente hacia una cuarta revolución industrial, tengan al técnico para hacerlo que ahora no tiene", evaluó. (Télam)