sociedad

Gastronómicos marplatenses le enviaron una carta a Axel Kicillof para reabrir sus puertas

Por Agencia Télam

20-06-2020 11:30

Referentes del sector gastronómico de Mar del Plata enviaron una carta al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, para plantear un detalle de la situación del sector y pedirle que contemple la habilitación de los locales como excepción de la cuarentena.

Según el comunicado, además le expresaron al gobernador, que "debe entenderse que la situación social que atraviesan los trabajadores del sector es alarmante".

La nota fue realizada por la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Mar del Plata, la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos Seccional Mar del Plata (UTHGRA) y el Sindicato de Trabajadores Alfajoreros, Reposteros, Pizzeros y Heladeros de Mar del Plata (STARPYH), donde expresaron que en los últimos meses se detectó el cierre definitivo de establecimientos en la ciudad "con el consecuente impacto negativo sobre el empleo en un sector que en temporada da trabajo a 30.000 familias".

"Ante más de 90 días de la paralización de la actividad por circunstancias ajenas a los operadores, se configura la situación de emergencia y desastre turístico que prescribe la ley provincial 14.209, que declara al turismo como un proceso socioeconómico y estratégico para el desarrollo de la Provincia a la que adhirió el Municipio, en la defensa de miles de puestos de trabajos en riesgo, con lamentables cierres emblemáticos como así también la destrucción de proyectos familiares de toda una vida" indicaron.

Por otro lado, subrayaron que la situación de la ciudad balnearia, fruto del acatamiento de las medidas de aislamiento dispuestas a partir del 17 de marzo, "ameritan la apertura toda vez que el comportamiento ciudadano, su infraestructura y las medidas emanadas de las autoridades la han colocado en una situación epidemiológica que lo permite".

"Se afrontó el cierre intempestivo de las empresas para lo cual nadie está preparado. El empresariado utilizó todos los medios a su alcance para reconvertir su establecimiento a fin de adaptarla a lo permitido lo que, a pesar del esfuerzo, no otorga respuesta suficiente para tantos meses de inactividad", remarcaron los gastronómicos en la misiva.

Y concluyeron: "Los costos fijos imponen un peso inexorable imposible de afrontar con ínfimos porcentajes de facturación lo que lleva a que muchos comerciantes definan hoy la situación como terminal". (Télam)