sociedad

Funcionarios expusieron con matices sobre el proyecto de etiquetado frontal de alimentos

Por Agencia Télam

13-11-2020 07:30

Funcionarios nacionales de diferentes ministerios expusieron hoy, con diversos matices, sobre el proyecto de ley para colocar etiquetas negras a los alimentos y a las bebidas alcohólicas ante un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados, iniciativa que fue aprobada en el Senado.

El proyecto obliga a que los alimentos y bebidas sin alcohol incluyan un etiquetado frontal con octógonos negros advirtiendo sobre los excesos en materia de azúcares, sodio, de grasas saturadas y totales y calorías.

Los funcionarios de los ministerios de Desarrollo Productivo, de Salud y del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, entre otros, expusieron ante un plenario de comisiones de Salud, Defensa del Consumidor, Industria y Legislación General, ésta última presidida por la oficialista Cecilia Moreau, quien encabezó la reunión.

La secretaria de Comercio, Paula Español, destacó que se trata de "un momento histórico" a partir de "el consenso entre las diferentes áreas del gobierno para avanzar con esta legislación".

"Existió un diálogo con todos los sectores involucrados en el tema, como actores de la sociedad civil, pero fue fundamental la voluntad del Ejecutivo", agregó.

La funcionaria aclaró también que "este proyecto no es en contra de nadie" y que "no busca demonizar nada", ya que "es un proyecto a favor de tener la información necesaria para tomar decisiones, porque todos somos consumidores".

Victoria Tolosa Paz, presidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, defendió el proyecto al señalar que "el Estado tiene un doble rol, garantizar la transferencia de recursos pero ampliar la oferta de alimentos, y al mismo tiempo un rol central de comprador".

Por el Ministerio de Salud, Arnaldo Medina, secretario de Calidad en Salud, expresó: "Vemos con beneplácito el avance de éste proyecto porque estamos ante una pandemia mundial que es la obesidad y el sobrepeso, una pandemia silenciosa que produce muchas más enfermedades y muertes que la de Covid-19".

En ese sentido, detalló que "en Argentina hay un 60 por ciento de adultos con sobrepeso y un 30,6 por ciento de niños en edad escolar con sobrepeso".

"En la Argentina se consumen aproximadamente 11 gramos de sodio por habitante, por día. Estamos prácticamente en más del doble de lo que el organismo tolera y más de diez veces de las necesidades que tenemos", dijo Medina.

Para Marcelo Alós, del Ministerio de Agricultura: "El proceso se debe hacer cuidando al sector productivo, porque nosotros somos un país que produce alimentos; cuidando sobre todo a nuestras pymes, y a los productores de alimentos que vienen de la agricultura familiar dándoles un plazo más prudencial para que se adapten a la nueva legislación".

Jorge Neme, de Cancillería, advirtió sobre la necesidad de "tomar todos los recaudos necesarios para preservar el proceso de armonización de las normas con el Mercosur" y llamó a "evitar generar obstáculos innecesarios" en política de comercio internacional.

Sugirió "esperar a que Argentina asuma la la Presidencia Pro Tempore del Mercosur, en diciembre próximo", para compatibilizar la legislación con Brasil, "que ya aprobó una norma en ese sentido y que comenzara a regir dentro de dos años".

Al momento de las consultas, la radical Brenda Austin dijo estar "confundida porque luego de escuchar a los funcionarios nacionales no queda claro si hay una visión homogénea respecto al tema o si hay matices en la mirada".

"De las exposiciones de los funcionarios no se ve una mirada única al respecto", sostuvo.

"Hoy la normativa del Mercosur faculta a los países miembros a tener marcos regulatorios más protectorios, como la normativa que estamos discutiendo, sin necesidad de sujetarlos a la resolución que luego el Mercosur pueda tomar", expresó.

En el cierre de la reunión Moreau anticipó que en la semana continuarán las reuniones con presencias de ONGs.

El diputado Pablo Yedlin aclaró que a pesar de ser tucumano "estoy a favor del etiquetado y de que la gente sepa lo consume, pero habría que hacerle algunas modificaciones para que este proyecto sea lo que queremos que sea".

La aclaración de Yedlin tiene que ver con que la industria azucarera es una de las más fuertes de la provincia de Tucumán, y con que en el Senado, sus comprovincianos se expresaron en contra del proyecto. (Télam)