sociedad

Funcionario de Salud pone el acento en la falta de interés por el Estado que signó a Cambiemos

Por Agencia Télam

20-08-2020 01:00

El jefe de Gabinete del Ministerio de Salud, Lisandro Bonelli, aseguró hoy que el hallazgo de cuatro millones de dosis de vacunas vencidas en un frigorífico del barrio porteño de Constitución, por un costo total de 1.400 millones de pesos, expuso "la falta de interés por el Estado" y la "desidia" que signó a las políticas de la gestión de Cambiemos.

En este sentido, en declaraciones formuladas a radio Continental, el funcionario señaló que esa situación "no" constituyó "un hecho aislado" sino que se suman al hallazgo al inicio de la gestión de "12 millones de vacunas en la Aduana, muchas de ellas vencidas, que no se distribuyeron, mientras no habían cumplido con el calendario de vacunación".

Por ese motivo, entendió que el hecho de haber encontrado ahora cuatro millones más de dosis de vacunas vencidas en un frigorífico volvió a exponer la "falta de interés por el Estado y una desidia en las políticas públicas fenomenal" por parte de la gestión de Mauricio Macri.

"Lo que mostramos ayer es una realidad, no nos pone feliz. No es una operación en contra de nadie, si no mostrar a los argentinos lo que fue el Gobierno de Cambiemos", sostuvo el funcionario.

Además, recordó que también, en el inicio de la gestión, fueron halladas

"40 camionetas Sprinter 0 kilómetro abandonadas en un galpón de automotores".

"Ayer lo que mostramos fueron alrededor de 4 millones de vacunas vencidas, lo que equivale a un perjuicio de 1.400 millones de pesos, que ahora van a un proceso de destrucción que no es fácil porque son residuos patológicos", precisó el jefe de Gabinete de la cartera encabezada por Ginés González García.

Además, consignó que "uno de los lotes hallados, de unas 600 mil dosis" correspondían a "la vacuna de la triple bacteriana que es para la tos convulsa".

"En el año 2018, Cambiemos cumplió con el 65% del programa de cobertura, y eso se reflejó en la duplicación de la mortalidad de menores de 1 por tos convulsa, que pasó del 0,6 al 1,2, es de una gravedad desde el punto de vista de la salud pública", añadió.

Finalmente, Bonelli explicó "compraron 2 millones de dosis de más y no la distribuyeron", algo que -señaló- "nunca en la historia de la Argentina se vio".

"Este año compramos 12 millones de vacunas antigripales, y, cuando apareció la pandemia, compramos 3 millones más y las distribuimos todas, no quedó ninguna en un depósito", detalló.

"Si el ex ministro (Adolfo Rubinstein) dice que compraron de más, porque había un brote, por qué no la distribuyeron", abundó el funcionario de la cartera de Salud, en referencia a dichos del exfuncionario, quien aseguró que, "anticipando una temporada invernal en 2017 difícil, se hizo una compra mayor" de vacunas antigripales. (Télam)