sociedad

Formosa acompaña a los alumnos de pueblos originarios: Hacen falta profesionales de las comunidades

Por Agencia Télam

26-07-2020 12:30

Emilio Fernández es docente de la Universidad Nacional de Formosa y forma parte de la Coordinación provincial de Educación Intercultural Bilingüe (EIB), desde donde busca contener y acompañar a los estudiantes de los pueblos originarios para que no abandonen las clases durante la pandemia.

"Es importante que sigan porque se requieren profesionales de nuestras comunidades", dijo a Télam y sabe de qué habla ya que él mismo pertenece al pueblo wichí.

"Cuando empezó la pandemia y se decretó el aislamiento, muchos de los estudiantes se volvieron a sus casas. Nosotros dijimos que era importante que siguieran las clases virtuales porque se requieren profesionales de nuestras comunidades y por eso los incentivamos a que terminen sus carreras. En las escuelas y lugares públicos de los pueblos hay puntos de wifi y así pueden descargar el material", explicó Fernández.

Años atrás, también él fue alumno: nació en el departamento Ramón Lista, Lote 8, ubicado al oeste de la provincia de Formosa y, a fuerza de estudio, se transformó en el primer joven de su localidad en terminar su carrera de grado en la universidad.

Por eso, valora la estrategia desplegada por los estados nacional y provincial para acompañar a todos alumnos durante el periodo de aislamiento que determinó que se establecieran estrategias comunicativas, materiales de apoyo digitales, plataformas virtuales, materiales impresos, capacitación para el aprovechamiento de los recursos tecnológicos y programas de radiodifusión con contenidos apropiados a cada uno de los niveles; es decir, un complejo sistema para apoyar a las escuelas, los docentes, los estudiantes y a las familias.

Según explicó Fernández, una prioridad en ese sentido fue la capacitación para los Maestros Especiales de Modalidad Aborigen (MEMAs), profesores y directivos que trabajan en escuelas de modalidad EIB.

Así, los docentes indígenas de todos los niveles del sistema educativo y de cada una de las delegaciones zonales, fueron capaces de realizar actividades de difusión de las medidas de prevención del coronavirus, el acompañamiento a los estudiantes y familias en las propias comunidades.

Fernández es, además, presidente de la Asociación de Estudiantes de Pueblos Originarios en la ciudad de Formosa, que integra estudiantes de las etnias wichí, qom y pilagá, y sigue con expectativa el avance que llevan adelante cerca de 270 alumnos y alumnas que provienen de distintas comunidades del interior de la provincia y que asisten a la Universidad Nacional de Formosa y el resto de los institutos superiores de la ciudad.

Alrededor de 300 estudiantes indígenas más asisten a los institutos superiores del interior provincial.

"Queremos contar con mucho orgullo los éxitos que alcanzamos en este tiempo. Nuestro lema es estudiar, recibirnos y contribuir al desarrollo de nuestras comunidades. Sostenemos fuertemente esto como objetivo grupal", dijo a Télam.

"Hace tiempo atrás, mi abuelo me contaba que no podían acceder a la escuela primaria. Hoy podemos hablar de nuestros compañeros que terminan la secundaria y vienen a estudiar a la ciudad una carrera", afirmó.

"Gracias a las políticas gubernamentales, se posibilitaron las condiciones para que uno pueda realizar su sueño. Lo cuento con mucha alegría", consideró Fernández, que además recordó el día en el que el gobernador Gildo Insfrán les dijo: "Nosotros vamos a financiar la licenciatura en Matemáticas y van a estudiar acá".

"Mi abuelo me enseñó el valor de la determinación y el esfuerzo para cumplir los sueños. Me decía que no tuvo la posibilidad de estudiar, pero me enseñó esto. Me pidió que demostrara a mis profesores que yo podía a partir de la constancia, la responsabilidad y compromiso. Estos valores son los que hay que sostener y no dejar de ser lo que uno es, y su historia", expresó.

A su vez, consideró: "Hay desafíos, que cuando a uno los supera se transforman en aprendizajes. Todos podemos aprender, pero todos aprendemos de distinta manera".

Para el docente, "los estudiantes de las comunidades que asisten a clases provienen de escuelas que tienen la modalidad bilingüe. Han tenido materias de lengua y literatura aborigen, en donde se realizan escritos e investigaciones sobre la propia cultura, de este modo, cuando llegan a la universidad o los institutos ya cuentan con las herramientas para adaptarse", aclara.

Fernández analizó que "las nuevas tecnologías contribuyen mucho. Desde un celular, podés buscar la universidad y podés saber de qué se trata. Los adolescentes de hoy van incorporando nuevas posibilidades".

El sistema de acompañamiento pedagógico provincial alcanza en este momento a más del 90% de los estudiantes, que desarrollan actividades elaboradas por los equipos docentes de todas las instituciones educativas, y que les son facilitadas con diferentes estrategias: a través de cuadernillos de trabajo, fotocopias que los docentes les acercan hasta los domicilios o a las familias en el momento de retirar las viandas en la Unidad Educativa, vía telefónica, e incluso con programas de radiodifusión. (Télam)