sociedad

Fiscalía de Apelaciones ratificó la medida cautelar que frenó la obra Ciudad Palmera en Caballito

Por Agencia Télam

25-09-2020 06:45

La Fiscalía de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso, Administrativo y Tributario porteña respaldó la medida cautelar que suspendió la obra en construcción del emprendimiento conocido como Ciudad Palmera en un predio de Caballito, donde están proyectados edificios de hasta diez pisos y un shopping a cielo abierto, y que fue cuestionado por su impacto ambiental.

Fuentes judiciales y del Consejo Consultivo Comunal de Caballito informaron hoy a Télam que un dictámen de la fiscal Nidia Cicero avaló la medida ordenada el 13 de agosto por el juez de Primera Instancia Darío Reynoso respecto a la paralización de las tareas en los terrenos de Avellaneda al 1300 al considerar que no se adecuaba a las normas urbanísticas vigentes en la zona.

En rigor, Reynoso hizo lugar a un amparo presentado por el Consejo de Caballito y organizaciones barriales contra el Gobierno de la Ciudad y la empresa a cargo de la obra para que se frenen los trabajos en el contexto de la pandemia por el coronavirus y argumentando también una irregularidad en los permisos otorgados para el desarrollo urbano.

Luego del fallo de Reynoso, tanto el Ejecutivo porteño como la empresa Portland hicieron sendas apelaciones, lo que derivó en el dictamen de la fiscal Cicero, sobre el cual ahora deberá pronunciarse la Sala II de la Cámara.

Según la fiscal, "donde actualmente existe un predio de 23.791,08 m2 sin construcción alguna, se propone erigir diez edificios de diez pisos cada uno, galerías con comercios minoristas y garajes comerciales".

Y, agregó que "el proyecto inmobiliario puede presentar un relevante efecto respecto de su entorno y que, en tanto tal, deba recorrer el proceso trazado normativamente para su aprobación".

Al respecto, Osvaldo Balossi, integrante de la Junta Comunal de Caballito, dijo que "Ciudad Palmera, con su complejo de edificios y el shopping, tendrá un daño ambiental irreparable. Colapsará el tránsito porque se trata de una mega manzana, donde se edifica una verdadera muralla de cemento sin apertura de calles".

"Se destruirá el comercio a escala barrial, como denuncia la Cámara de Comercio de Caballito y afectará la calidad de vida porque, aunque parezca increíble, ni MetroGas, ni AySA autorizaron el proyecto", agregó.

Por su parte, Nadia Mileva Solodkow, abogada patrocinante en la acción de amparo, consideró que "no hay dudas del impacto ambiental negativo del proyecto y esperamos que la Cámara escuche al barrio. Sabemos la fuerte presión que ejerce el Gobierno y la empresa en la Justicia, por eso valoramos el dictamen de la fiscal Nidia Cicero". (Télam)