sociedad

Fiscal llama a declarar a un hombre al que el asesino del taxista le quebró la mandíbula hace 6 años

Por Agencia Télam

15-07-2019 12:30

El fiscal Juan Menucci, a cargo de la causa por la muerte de Jorge Gómez, el taxista asesinado a golpes por un incidente de tránsito, llamará a declarar a un hombre que fue agredido por la misma persona en 2013, cuando le quebró la mandíbula durante una discusión mientras estaban de vacaciones, informaron hoy fuentes judiciales.

Se trata de Gabriel Coronel, un joven de 27 años que contó que hace seis años, mientras compartía vacaciones con Esteban González, el asesino del taxista, y otros amigos en Mar del Plata, éste le dio una paliza "porque estaba enojado por cosas básicas de la convivencia".

De acuerdo a la versión del joven, González "siempre tuvo reacciones violentas", pero tanto él como su grupo de amigos "seguían juntándose con la esperanza de que algún día cambiara".

Coronel contó que González lo golpeó "mientras dormía" y que "sus amigos lo ayudaron".

"Por suerte la puedo contar, pero me dejó con una placa de titanio en el maxilar porque me lo quebró", señaló.

Fuentes judiciales adelantaron a Télam que el fiscal llamará a declarar a Coronel "probablemente mañana" por su experiencia con González, y en paralelo se espera que en los próximos días solicite prisión preventiva para el acusado.

Por otro lado, representantes de los principales gremios de taxistas y remiseros de la ciudad se reunieron esta mañana con el fiscal Juan Menucci para "pedirle justicia y que el juez no se vuelva a equivocar", apuntó el titular del Sindicato de Choferes de Taxis de La Plata, Juan Carlos Berón.

"Intentaremos presentarnos como damnificados en la causa", dijo el sindicalista en diálogo con esta agencia.

González quedó detenido el sábado, luego de que el caso fuera recaratulado por el fiscal como "homicidio doblemente agravado por alevosía y ensañamiento", que tiene como sentencia la prisión perpetua.

No obstante, esta mañana el juez Juan Pablo Massi dijo que para él "no hubo un obrar acorde a lo que exige la figura de la alevosía a traición".

"Según los registros, el acusado no tiene antecedentes por violencia y además actuó siempre conforme a la ley. Si la ley no es lo que sociedad quiere que sea, se debe cambiar y no es algo que me corresponda", apuntó el juez. (Télam)