sociedad

Familiares y referentes apoyan proyecto que nombra Raquel Liberman a una estación de subte

Por Agencia Télam

03-08-2020 06:30

Familiares, referentes de la política porteña y la escritora Mirtha Schalom apoyaron hoy, en una audiencia pública convocada por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, el proyecto de ley que propone agregar el nombre de "Raquel Liberman" a la estación Callao de la Línea de subte D, en homenaje a la inmigrante polaca que luchó contra la trata de personas.

"Quiero honrar a esa mujer que llegó a nuestro país como tantos otros inmigrantes. Creo que su vida merece ser contada", dijo Schalom, autora de la biografía de Raquel Liberman titulada "La polaca", quien fue hoy una de las primeras oradoras.

Liberman se casó a los 18 años en Polonia y, a principios de la década de 1920, migró a la Argentina con su marido y dos hijos pequeños, pero poco después enviudó y fue víctima de una red integrada por más de "400 socios que se dedicaban a traer mujeres, la mayoría polacas, rusas y rumanas, para la explotación sexual", contó la escritora.

La red Zwi Migdal, inscripta en la Municipalidad de Buenos Aires como "Sociedad de socorros mutuos Varsovia", explotó a Raquel durante diez años, hasta que en 1930 ella "rompió el silencio y se animó a denunciar", agregó Schalom.

A raíz de la denuncia de Liberman, un juez dictó prisión preventiva para 108 hombres miembros de la red, al considerar que sus ingresos no eran legítimos; pero la sentencia fue apelada y los jueces de segunda instancia absolvieron a 105 de los acusados, argumentando falta de pruebas.

Horacio Ferber, nieto de Raquel, participó hoy de la audiencia y allí afirmó: "Cada vez que acontece un acto de mi querida abuela, me embarga el dolor más visceral en el pecho, sabiendo su sometimiento por personas nefastas. Eso pasó con Raquel y tantas otras mujeres. Estos actos sintetizan la lucha de personas sometidas que son campanas de la conciencia social".

De la audiencia también participaron Laura y Sandra Romeo, bisnietas de Raquel, quienes manifestaron estar "llenas de orgullo" por una mujer "precursora", y destacaron la vigencia de su lucha "en el contexto actual, donde las mujeres aún son sometidas".

María Elena Barbagelata, exdiputada nacional del Partido Socialista, destacó el juicio "pionero" que derivó de la denuncia de Liberman, pero lamentó que "terminara con la absolución de casi todos por consideraciones que nos dan vergüenza y que siguen presentes hoy en nuestro sistema de justicia".

Silvia Collin, presidenta de la junta comunal 3, que incluye a los barrios porteños de Balvanera y San Cristóbal, donde Raquel vivió, fue explotada y denunció, advirtió que la "situación de vulnerabilidad de ser migrante y mujer se sigue repitiendo", y llamó a "empezar a transitar un camino distinto".

El proyecto de Ley que propone agregar el nombre "Raquel Liberman" a la estación Callao de la Línea de subte D fue impulsado por la diputada Patricia Vischi, del bloque UCR-Evolución, y fue aprobado en primera lectura en noviembre pasado.

Luego de la audiencia pública, que es requisito para una sanción en segunda lectura, el proyecto volverá a comisiones para luego llegar al recinto, donde se espera su aprobación definitiva. (Télam)