sociedad

Familiares y amigos de Johana Ramallo denunciaron silencio judicial ante los tribunales platenses

Por Agencia Télam

26-07-2019 05:00

Familiares y amigos de Johana Ramallo, la joven de 23 años desaparecida en 2017 en un presunto caso de trata de personas y cuyos restos fueron encontrados en abril en la localidad de Berisso, se concentraron hoy en las puertas de los tribunales platenses para denunciar "silencio judicial" y reclamar el "esclarecimiento del caso" .

"A Johana la reclamé durante 23 meses con vida y si reclamo hoy una vez más es porque no tenemos respuesta de la justicia, porque hoy no nos queda otra cosa que llenarnos de bronca y odio para mantenernos en pie, porque no nos queda otra cosa más que salir a la calle para sobrellevar el silencio de la causa", dijo a Télam la madre de la joven, Marta Ramallo.

Junto a familiares, decenas de organizaciones feministas y sociales que se convocaron, colocaron fotos con la imagen de la joven en la reja perimetral del Tribunal Federal de La Plata y al cumplirse dos años de la desaparición, reclamaron "pidiendo verdad justicia y memoria por todas nuestras Johanas que el Estado y el Poder Judicial patriarcal machista no dejo volver".

Johana Ramallo fue vista por última vez cuando salió de su casa en La Plata el 26 de julio de 2017 a las 17 y le dijo a su madre, Marta Ramallo, que volvería "entre las 20.30 y las 21" pero nunca regresó.

La última imagen que se tiene de la joven fue tomada por la cámara de seguridad de una estación de servicio situada en las calles 1 y 63 de La Plata, cuando se la ve entrando a un baño ese mismo día, poco después de salir de su casa.

"Les dijimos que la tenían que encontrar viva, pero no escucharon cuando les dijimos que tenían que investigar la zona", aseguró la mamá de la joven, que tenía 23 años al momento de su desaparición.

Sostuvo que "hay proxenetas que declararon en la causa como testigos y que reconocieron que regenteaban a las pibas y entregaban drogas para que las vendan".

"Eso es un delito, la Justicia lo sabía, y tenían todas las herramientas para encontrar a Johana con vida y a los responsables de su desaparición" cuestionó.

En agosto de 2018, los pesquisas hallaron restos humanos en la zona de Palo Blanco, en la ciudad de Berisso, y un análisis realizado por peritos del Servicio Huella Genética de la Universidad de Buenos Aires -sobre esos restos- arrojó recién en abril de este año que los mismos pertenecían a Johana Ramallo.

La madre reclamó que "encuentren a los responsables, porque mi hija no desapareció sino que la desaparecieron; ella no murió, la mataron".

Por eso, "decimos que el Estado es responsable y continuaremos exigiendo Memoria, Verdad y Justicia para Johana. No nos callamos, por ella, y porque se lo debemos todas las pibas que nunca volvieron", concluyó.

Johana Ramallo desapareció hace dos años en La Plata y el caso, inicialmente caratulado como "averiguación de paradero", pasó a ser investigado como "trata de personas" por la Justicia Federal. (Télam)